164 2024 ~ Vinos Valencianos
Vinos Valencianos

La XVIII Noche del Vino DO Valencia se celebrará en el Palau de la Música

La Denominación de Origen DO Valencia celebrará, el próximo lunes 17 de junio, una de sus citas más importantes del calendario vinícola: La Noche del vino.

Este encuentro, que aglutinará a bodegueros, profesionales del sector y medios de comunicación, tendrá lugar en el Palau de la Música de Valencia y servirá para poner en valor los vinos de la DO Valencia así como dar a conocer las principales novedades en materia de producto.

En esta 18ª edición, la Noche del Vino no solo destacará la calidad y diversidad de los vinos valencianos, sino que también será el marco para la presentación de la nueva campaña "Gracias a ti". Esta iniciativa busca reconocer y agradecer a todos los agentes que, con su trabajo y dedicación, conforman la gran familia del vino.

Desde enólogos, viticultores, técnicos de campo y bodegueros hasta gerentes de bodegas, sumilleres, distribuidores y vendedores, la campaña "Gracias a ti" es un homenaje a todos aquellos que hacen posible que nuestros vinos lleguen a las mesas de todo el mundo. 



Desde DO Valencia también se quiere agradecer al Ayuntamiento de la ciudad, a través del Organismo Autónomo de Parques y Jardines, su implicación y colaboración en este evento, ya que ha permitido que se pueda celebrar en el Palau de la Música, uno de los edificios más emblemáticos de Valencia.

El evento contará con la participación de las 31 bodegas que forman parte de la DO Valencia, ofreciendo a los asistentes la oportunidad de degustar una amplia variedad de vinos, cada uno reflejando el carácter y la esencia de nuestra tierra. Además, la velada será amenizada con actuaciones en vivo que aportarán un toque especial a esta celebración única.

La Noche del Vino de la DO Valencia se ha consolidado como uno de los eventos profesionales de mayor prestigio para el sector, un encuentro en el que se celebrará el legado y el futuro del vino valenciano.

Microbodega Dominio de Rodeno

Cuando te dicen que hay una Microbodega en el corazón de la Sierra del Espadán (Castellón) imaginas que alguien en su casa está haciendo vino, si te hablan de variedades, supones que las encontrarás variopintas. Así pues, pones ruta al municipio de Azuébar para visitar la Microbodega Dominio de Rodeno.


Llegas al pueblo e inmediatamente, y siguiendo las instrucciones del navegador ubicas una puerta pintada con una racimo de uva estilo graffiti y al lado el cartel que indica que es la Microbodega.


Allí nos abre la puerta Francis y efectivamente la visión que tienes es de una microbodega, con sus 4 pequeños depósitos de acero inoxidable, unas 7 barricas, una prensa y una encorchadora, todo en 35 m2.


Empezamos a conversar y Francis te cuenta que por fin ha hecho realidad su sueño, tras varios años como imagen comercial de un gran grupo vitivinícola riojano, este vallero (dícese natural de la Vall d'uixó) colgó las botas para dedicarse a producir su propio vino.

 

 

Conforme vas conociendo su historia y todo lo que conlleva montar una bodega, te vas dando cuenta que no es alguien que un día decidió hacer su vino, sino que es un proyecto muy pensado y trabajado que da como resultado unas 10 mil botellas repartidas en 8 vinos diferentes.


Tras la jubilación de dos viticultores y bodegueros de la zona, Francis, en plena pandemia decide hacerse cargo de la viña, con variedades como la Garnacha, Monastrell, Syrah, Tempranillo, cabernet sauvignon, Planta Fina, Viognier y la más autóctona y vieja del lugar, la Mondragón.


Pequeñas parcelas en unos parajes de la Sierra del Espadán  cuya principal característica son los suelos de rodeno, cuya diferencia con otros suelos es la aportación de una frescura extraordinaria a los vinos.


Aunque algunos de los vinos los tiene agotados, tuvimos la suerte de poderlos probar todos, ya que estaban próximos a embotellar y pudimos empezar a sentir y conocer el trabajo que se habían hecho con estas vinificaciones tan pequeñas.


Francis lo tiene claro, su conocimiento sobre el vino está adquirido por los miles de Km que ha recorrido, donde ha conocido enólogos, bodegueros y viticultores que le han permitido saber cuáles son sus gustos, su formación como enólogo, también le ha ayudado mucho para convertir los racimos que él mismo cuida con esmero en vinos muy diferentes, atractivos y emocionantes.


Toques de la Borgoña y el Ródano, vinos con una línea trazada entre el Jura y Jerez, pasando por la margen izquierda de la Gironde con estilos tipo Margaux para terminar con un vino estilo norte de España. Así podemos resumir los 8 vinos que Francis elabora en su microbodega.


En cuanto a la imagen, etiquetas de los vinos, está todo pensado. Con un hilo conductor que relata desde el origen de las uvas, pasando por la mención a los paisajes y parajes y hasta haciendo un Clarete como vino de pueblo, no te vas a quedar indiferente.


El Vino de Pueblo se llama Escalinata, es un clarete con el que según Francis “es nuestra interpretación de los vinos del ayer. Mezclando uvas tintas y blancas tal y como se hacía en el pasado”. Las variedades son 75% Syrah  y  25% Viognier fermentadas y criadas durante 5 meses a la vez en barrica. 

 


Malababa velo Flor, un vino blanco fermentado como un tinto y con una crianza biológica que lo hace muy diferente a cualquier otro que hayas probado. La proporción es 90% Viognier 10% otras variedades blancas del terreno.



Cuvée XIII es el vino tinto que más representa el lugar 40%. Garnacha, 30% Monastrell, 30% Syrah. Se elabora usando la Garnacha con racimo entero, el Monastrell pisado con los pies y la Syrah despalillada. Tras la co-fermentación, de modo espontáneo sucederá la maloláctica en barrica de roble francés de 500L, en su trayecto estará 7 meses en el mismo 


Bankalada, es una parcela formada por 13 terrazas. Conocidas también por “bancales”.


100% Cabernet Sauvignon, de suelos compuestos por margas calcáreas. Junto a la misma, cruza en vertical  uno de los barrancos de mayor longitud; barranco los pinos. Se distingue por ser un suelo, uva variedad, una parcela y un microclima englobando a un vino de producción exclusiva: solo 631 botellas de 750 ml en la cosecha de 2022. 

 


Desde el despalillado parcial hasta la crianza de 14 meses en barricas de roble francés de 500 litros, «Bankalada» es el resultado de una elaboración cuidadosa y precisa. Las uvas experimentan una fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada de 24 grados Celsius, seguida de una maceración pre y post fermentativa en frío con delestage. La fermentación maloláctica y la crianza en barrica añaden complejidad a este vino, que presenta un distintivo 14% de contenido alcohólico.


En su etiqueta, hacemos reflejo de un diseño que nos trasporta hasta la historia real del vino en esta tierra. Cartuja Valldecrist. Oden de los cartujos 1385, Altura, Castellón.



Danza de los corzos es un Vino de paraje compuesto por un 75% de Cabernet Sauvignon y un 25% de Merlot. Desde el despalillado de las uvas hasta la fermentación alcohólica separada por variedades en depósitos de acero inoxidable a 26 y 28 grados Celsius, «Danza de los Corzos» es una expresión que hacen tributo a sus orígenes varietales. La maceración, pre y post fermentativa en frío con delestage, junto con la fermentación maloláctica y una crianza en barricas de roble francés de 225 y 500 litros, agregan capas de complejidad. Entre 8 y 10 meses de crianza según año.



Ojos negros es un Vino de pueblo. Encuentra su origen en suelos arcilloso-calcáreos con canto rodado, una combinación única que aporta carácter y complejidad. Cada sorbo es un paseo por la tierra, donde la uva, cultivada con esmero, revela su potencial máximo en cada botella. Variedades tradicionales en recuperación.



MIRADAS AZULES es un Vino de paraje 100% Tempranillo. Este vino encuentra su identidad en la tierra única de la Sierra de Espadán. Las uvas, cultivadas en suelos de rodeno, areniscas de cuarzo y sílice, absorben la riqueza mineral de este terroir excepcional. Este equilibrio de elementos se traduce en un vino que captura la esencia misma de la montaña.




En definitiva, comprender el estilo de vinos de Francis, es darse una vuelta por los principales elaboradores del viejo mundo, la frescura y complejidad son la nota principal de estas elaboraciones, mi consejo es disfrutarlos para entender lo que expresan, fuera de modas y de prejuicios, es por eso que los mejores restaurantes que seleccionan estos vinos, entienden que no es lo común en sus cartas y si no estas dispuesto a arriesgar y probar algo diferente que pueda sorprenderte, no son tus vinos.

Encantados de haber conocido el proyecto y haber disfrutado de un rato muy agradable y cordial.


Grupo Coviñas, Oro en los Premios Manojo

La XIX edición del Concurso Nacional de Vinos de Bodegas Cooperativas, en cuyo marco se entregan los Premios Manojo, ha otorgado el Manojo de Oro al Cava AULA Brut Rosado de Grupo Coviñas, mejor bodega cooperativa del mundo y líder de la D.O. Utiel Requena.
 
 Este evento, organizado por Urcacyl (Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León) cuenta con el reconocimiento del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y reconoce la importancia de las Bodegas Cooperativas en el desarrollo del medio rural y en el mantenimiento del cultivo del viñedo, así como la calidad de los vinos y cavas que producen. En esta edición el jurado ha estado compuesto por cerca de 50 enólogos, sumilleres y personas expertas en análisis sensorial, dotando así de seriedad y fiabilidad a estos premios nacionales.
 
 
La gama AULA de Grupo Coviñas se dirige al canal HORECA y nace como un tributo a su territorio, al conocimiento de sus gentes y a la sabiduría de sus antepasados. Cava AULA Brut Rosado (100% garnacha) ha obtenido el máximo galardón entre las más de 400 propuestas que han participado y las más de 60 seleccionadas para la fase final de este concurso, celebrada el 31 de mayo en Tordesillas.
 
Este cava, elaborado tras una cuidadosa selección del fruto de las mejores y más elevadas parcelas de garnacha, tiene una tonalidad rosada clara muy brillante con una burbuja fina y persistente; sus aromas nos recuerdan a frutas rojas con un fondo de ligeras notas a confitura y pastelería. En boca es elegante, fresco y ligero, con un agradable y goloso retrogusto, perfecto como aperitivo o para maridar con mariscos y pescados.
 
El director general de Coviñas, Jorge Srougi, ha destacado la consecución de este galardón con un componente muy significativo ya que “los Premios Manojo reconocen la importancia y la calidad de las bodegas cooperativas, así como nuestros valores y nuestro esfuerzo por ofrecer la mejor calidad en un sector tan competitivo. Este Oro es un premio a las 3.000 familias que dan lo mejor de sí día a día en nuestros viñedos y con las que compartimos este ilusionante proyecto común”.

 


Pablo Ossorio premiado como mejor enólogo 2024 para la FECOES

En Ponferrada, su ciudad natal, y ante más de doscientas personas entre las que se encontraban familiares, amigos y antiguos compañeros de estudios, el pasado sábado 1 de junio Pablo Ossorio tuvo el honor de recoger el premio al mejor Enólogo Nacional del Año 2024 que le entregó FECOES, la institución que agrupa a todas las cofradías del país encargadas de la divulgación del mundo del vino y de los productos gastronómicos, y que tenía en El Bierzo su XIV Encuentro Nacional.

Fue en el espacio de la Térmica Cultural donde Carlos Martín, presidente de FECOES, le hizo entrega del galardón en reconocimiento de una trayectoria cargada de éxitos, con premios nacionales e internacionales tanto a sus vinos como a su bodega, Hispano Suizas, y a él mismo, no en vano recordó que hace tres años el portal Verema ya le había reconocido como Personaje del Mundo del Vino en España de 2021.

Pablo Ossorio inicia sus estudios en la Escuela de Enología de Requena (Valencia) y desde ahí ha forjado una carrera que le ha llevado a trabajar en Italia y Argentina, primero, y después a elaborar vinos en las principales regiones de España.

Como él dice, su “base de operaciones” es Requena donde tiene su hogar y su familia, y donde es socio del proyecto más innovador de la Comunidad Valenciana, Bodegas Hispano Suizas, donde en compañía de su socio Rafa Navarro han revolucionado los DO Cava y los vinos valencianos de Requena.

En su labor profesional también es consultor enológico en bodegas de la DOP Valencia, así como en Jumilla o en Rioja, Cava, Ribera del Duero, Rías Baixas, Bierzo, etc. 
 
 

Esta labor la combina con su actividad pedagógica en diversos másters y cursos relacionados con la elaboración de vinos innovadores, la gestión de bodegas y la promoción de los vinos, así como diseñador y creador de proyectos de nuevas bodegas.

Dijo sentirse emocionado como nunca porque pese a haber recogido muchos reconocimientos en su carrera, porque “este, además de ser un premio nacional que te lo den en tu tierra, junto a mis padres y mi familia, es lo más grande”.

Ossorio recordó cómo Luis Maique le mostró el camino en 1991, “y que seguro que habría estado hoy aquí”, y cómo un grupo de ponferradinos de la misma generación desarrolló sus estudios en Requena y ahora han revolucionado el mundo del vino no sólo en El Bierzo sino en España. “Algunos dicen que somos como la Quinta del Buitre en el mundo del vino… El capitán es Raúl Pérez, Raulín, que es un número uno, pero también están Amancio Fernández, Jorque Peique, Rubén Magallanes… unos chavales que coincidimos allí y que tenemos en común una nueva visión de lo que tiene que ser la profesión de enólogo, salir del laboratorio para pisar la viña, para estar en las catas, en las presentaciones, en las ferias…”

Sostiene que “los enólogos ahora tenemos que estar viendo lo que el público demanda para hacer los mejores vinos para ellos, conociendo lo que se hace en todo el mundo, las variedades que mejor se adaptan a las diferentes zonas, las elaboraciones más innovadoras”. Señaló que en la profesión hay que probar muchas cosas y arriesgar, quitarse los complejos, algo que él ha convertido en casos de éxito como lo logrado con sus cavas Tantum Ergo, alguno con 100 puntos en revistas especializadas, con los vinos de Utiel-Requena o recientemente con el primer Albariño Mediterráneo, el Casa Julia, haciendo de la necesidad virtud con el cambio climático.

Llega el evento del verano ‘Requena es Cava’

El sábado 15 de junio a partir de las 19:30 horas la plaza de La Villa de Requena volverá a efervercer de burbujas chispeantes con una nueva edición del evento 'Requena es Cava', una cita ineludible para los amantes de los espumosos de calidad que llega este año cargada de novedades. La cita, que está organizada por la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena, reivindica el papel del término municipal de Requena como único municipio de la Comunitat Valenciana en el que está permitido elaborar vinos espumosos bajo el método tradicional amparados por el Consejo Regulador D.O. Cava. Además, el colectivo pretende contribuir a acabar con la estacionalidad en el consumo de cavas planteando sus espumosos como perfectos compañeros en la época estival.

Requena es Cava se postula como la propuesta perfecta para descubrir y disfrutar los espumosos en uno de los emplazamientos más emblemáticos de Requena, cuna del cava valenciano. Las siete bodegas que forman parte de la asociación: Coviñas, Chozas Carrascal, Dominio de la Vega, Hispano+Suizas, Marevia, Pago de Tharsys y Torre Oria; presentarán al público que se acerque hasta la plaza de La Villa las últimas añadas de sus cavas más representativos y algunas interesantes novedades que han ido viendo la luz estos últimos meses. En el apartado gastronómico, el colectivo de Clochineros de València, la taberna Patapuerca, carnicería El Serrano, Quesos Hoya de la Iglesia y restaurante Holly Food ofrecerán sus propuestas gastronómicas, convirtiéndose en los mejores aliados para los espumosos requenenses en el arranque oficioso de la temporada de verano en el interior de Valencia. 
 


Para Rebeca García, presidenta de la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena, el del sábado 15 de junio “es un evento que nos acerca a nuestra gente. Este año la cita tiene un significado especial, porque es la primera desde que la Comunidad Europea ha refrendado la sentencia que nos permite llamar a esta subzona de la denominación de origen como Cava de “REQUENA” y esperamos poder brindar con todos nuestros cavalovers para celebrarlo”. García recuerda que “actividades como esta sirven para poner en valor la singularidad de nuestros cavas, nacidos en altitud, con un clima y un terroir que potencian su frescura y capacidad de guarda; pero también para desestacionalizar el consumo, demostrando en la práctica que nuestros cavas son perfectos para el verano y el estilo de vida Mediterráneo”.


La jornada está programada para el próximo sábado 15 de junio y se celebrará en la Plaza de Albornoz (conocida popularmente como Plaza de La Villa), en pleno centro del casco antiguo de la ciudad de Requena, en horario de 19:30 a 23:30 horas. Para poder degustar los cavas elaborados por las bodegas participantes se implantará un sistema de tickets de degustación, que incluirá una copa de cristal personalizada y un práctico portacopas.

'Requena es Cava' es un evento organizado por la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena y el Ayuntamiento de Requena y cuenta con el patrocinio y colaboración de València Turisme, la Consellería de Agricultura, Ganadería y Pesca y Cajamar.

Grupo Coviñas celebra una nueva distinción

Grupo Coviñas, mejor bodega cooperativa del mundo, vuelve a estar de enhorabuena. La Asociación de Enólogos de la Comunidad Valenciana (AECV), perteneciente a la Federación Española de Enología (FEAE) ha reconocido a Raúl Herrero, de la cooperativa vinícola San Roque de Villagordo, como Mejor Enólogo del Año.

Se trata de una de las cooperativas socias de Coviñas, que en la actualidad representa a más de 3.000 agricultores bajo la bandera del cooperativismo, una filosofía de trabajo y unión en la que los éxitos son celebrados por todos los que forman parte de esta bodega líder de la D.O. Utiel-Requena.

Con una trayectoria profesional sobresaliente, que le ha valido este reconocimiento del sector del vino, Raúl Herrero llegó a la cooperativa de San Roque con 22 años y según sus palabras “después de 25 años sigo allí con el mismo entusiasmo”. 



Jorge Srougi, director general de Coviñas, se ha sumado a la felicitación a Raúl Herrero y ha señalado que “cada nuevo reconocimiento, es un nuevo éxito para el cooperativismo. Todos y cada uno de los que formamos parte de este gran proyecto tenemos como objetivo el sostenimiento y crecimiento de la economía local. Para ello, trabajamos con gran responsabilidad en aras de una mejora constante en la calidad de nuestros vinos, en la eficiencia de la gestión empresarial y en la excelencia del servicio que ofrecemos a nuestros clientes repartidos por todo el mundo.”

Grupo Coviñas es un grupo vinícola nacido en Requena en los años 60 tras la unión de los viticultores de 10 cooperativas de la zona, con el objetivo de potenciar sus vinos y ofrecer la mejor calidad. En la actualidad, ostenta una posición de liderazgo en la DOP Utiel-Requena, donde reúne a más de 3.000 familias entorno a un proyecto común, el vino, y es propietaria de más del 41% del viñedo, adscrito a la DOP UR.

Fontanars dels Alforins vivió la gran fiesta del vino con cerca de 10.000 visitantes

La Mostra de Terres dels Alforins, evento emblemático que cumplía su 11ª edición, dejó huella en el calendario con un fulgor especial. Arraigada en el corazón del territorio, esta celebración se erige como un fenómeno social que fusionó de manera única la participación de dieciséis bodegas locales, la exquisita gastronomía de este territorio y la música en directo, envolviendo la jornada con notas de alegría y celebración. Este año, la Mostra alcanzó su cima histórica en cuanto a visitantes, consolidando así el movimiento de Terres dels Alforins y demostrando el creciente interés y reconocimiento que goza este paisatge de vins. Alrededor de diez mil personas inundaron las calles de Fontanars dels Alforins en una jornada espectacular, reafirmando a Terres dels Alforins como un auténtico motor socioeconómico para los tres pueblos que lo conforman: La Font de la Figuera, Fontanars dels Alforins y Moixent.

Las bodegas que integran la Asociación protagonizaron el grueso del evento, ofreciendo una amplia variedad de vinos de gran calidad que deleitaron los paladares más exigentes. A esta oferta vinícola se sumó una gastronomía notable, representada por las carnicerías Casa Vicent y El Coixo, así como por el chef José 'El Moli' y su A Leña Cocina Rural, que aportaron el auténtico sabor del territorio con platos como el arròs al forn y los gaspatxos. El queso artesano también tuvo su espacio destacado, con la participación de Formatgers de la Comunitat Valenciana, Quesos Pere de Moixent y Quesos Cerrón, que elevaron la categoría de este producto con elaboraciones llenas de pasión e intenso sabor.  La almazara L’Escalera llevó sus mejores productos al evento, mostrando la excelencia de los aceites de la región. Además, el herbero de DDL puso en valor los licores artesanos, añadiendo un toque especial a la experiencia gastronómica. Al margen de esta oferta, los negocios locales como Caudalia, el Forn d’Adela y Sedasset, junto con las asociaciones locales “Els Festers 2024” y “Moros i Cristians”, contribuyeron a enriquecer la experiencia culinaria de los asistentes.
 


El evento estuvo amenizado por la música en vivo del grupo local Malvasía por la mañana, seguido de la actuación de Lulú y los Tigretones por la tarde, quienes pusieron el broche de oro a una jornada llena de emociones y buenos momentos.

El conseller de agricultura, ganadería y pesca, José Luis Aguirre, destacó la labor de los viticultores locales y el compromiso de las bodegas de Terres dels Alforins con el desarrollo sostenible y la calidad en la producción de vinos. Además, reconoció la distinción de esta subzona dentro de la Denominación de Origen Valencia, elogiando su liderazgo en la diferenciación y excelencia en la producción vinícola. Terres dels Alforins, con más de 4000 hectáreas dedicadas a la producción de uva de vinificación, es un testimonio vivo de esta dedicación y excelencia.

El conseller de agricultura, ejerció de anfitrión también en la entrega de los los reconocimientos a tres personas de Fontanars que en su trayectoria han trabajado por mejorar la viticultura y el trabajo de las bodegas de este territorio. El primero de los homenajes fue para Manuel Olaechea. Nacido e Perú, llegó a Fontanars a mediados de la década de los 80 a Casa los Pinos para asumir su dirección técnica. Pionero en el cultivo ecológico y en introducir variedades cómo la cabernet Franc. De su mano Los Pinos fue la primera bodega “ecológica” de Valencia y segunda a nivel nacional. El segundo de los homenajes fue para Pascual Ribera, que representa como nadie la figura de esos guardianes del paisaje anónimos que trabajan cada día en las tierras. Pascual nació en 1942 en Cal's Pins. Junto a su mujer María Pastor, fueron la sexta y última generación de "mitgers" desde que su antepasado Agustí Ribera iniciase en 1768 su vida y trabajo en Los Pinos. Habitaban, cultivaban y elaboraban los vinos en la finca con la sabiduría e intuición del contacto con la naturaleza. Cada mañana, a pesar de las dificultades, Pascual cultiva sus parcelas de viña en la rambla dels Alforins, mostrándonos que el sol sale en cada amanecer.

Por último, la Asociación de Viticultos i Productors de Terres dels Alforins quiere dar las gracias a todos los que decidieron de forma tan masiva participar en esta fiesta del territorio, pidiendo disculpas por las molestias que haya podido ocasionar atender a cerca de 10.000 visitantes, empezando desde ya a trabajar para la mejora de la 12ªMostra que en 2025 tendrá lugar en Moixent.

El evento, ha contado con el respaldo institucional de la Diputación de Valencia y València Turisme; Turisme Comunitat Valenciana, el Ajuntament de Fontanars dels Alforins y la conselleria de Agricultura de la Generalitat Valenciana, así como de patrocinadores como Cajamar o Cave Vinum. La 11ªMostra Terres deja el listón muy alto para la Associació de Viticultors i Productors de Terres dels Alforins, al tiempo que refuerza el objetivo que se marcó en la creación de la misma de seguir trabajando por el bien de este territorio.

 

Clay, los vinos de Murviedro criados en tinaja para los restaurantes más selectos

El barro cocido es uno de los primeros materiales producidos por el ser humano y que, a día de hoy, seguimos utilizando por sus extraordinarias cualidades. Desde tiempos remotos se han empleado las tinajas de terracota en la elaboración de vinos, tanto para su fermentación como para su crianza, conservación y transporte. Las evidencias más antiguas que constatan la vinificación se remontan a 8.000 años atrás en Georgia, donde en un yacimiento arqueológico se han encontrado fragmentos de grandes jarras de barro cocido que contienen restos de ácido tartárico, málico, succínico y cítrico, compuestos que contienen los vinos.
 
Sin tener que remontarnos tanto tiempo atrás, en Requena podemos visitar La Solana de Las Pilillas, el yacimiento arqueológico para la elaboración de vino más antiguo que se conserva en la península ibérica, datado en el siglo V a. C. y donde se han encontrado abundantes fragmentos de piezas de terracota utilizadas en el proceso.
 
En la actualidad algunos de los elaboradores más creativos han vuelto a trabajar con tinajas por las particularidades que aporta este material, como la lenta y constante micro oxigenación a través de sus poros, la concentración del vino, que aumenta su estructura por la pérdida de parte del agua por capilaridad, y por respetar las características de cada variedad de uva en estado puro al no transmitir sabores ni taninos, como ocurre con la madera. No es fácil trabajar con ellas, hace falta un conocimiento en profundidad en estas técnicas, pero el resultado de los vinos criados en tinaja vale la pena.
 

 

Clay, los vinos de Murviedro criados en tinaja tradicional

 
Murviedro viene utilizando desde hace años las tinajas tradicionales para la crianza su vino más emblemático, La Casa de la Seda, que realiza en su Bodega Histórica del barrio medieval de La Villa de Requena. 
 
Con la experiencia adquirida en este tipo de elaboración sale al canal Horeca la nueva gama Clay, tres vinos dedicados a la alta restauración y a los aficionados que aprecian la pureza y expresividad de elaboraciones tan cuidadas. Todos estos vinos son orgánicos y aptos para dietas vegetarianas y veganas al estar clarificados y filtrados con productos de origen mineral y vegetal.
 
Clay Bobal 2022 es un tinto varietal muy particular, elaborado con uvas provenientes de agricultura ecológica de pequeñas parcelas de cepas viejas de muy baja producción. Tanto en el campo como en la bodega la filosofía empleada es de mínima intervención, intentando reflejar todo el potencial del terruño.Está fermentado con sus propias levaduras autóctonas. Una vez que el vino está estabilizado tiene una crianza de 6 mesas con sus lías finas en tinajas tradicionales barro cocido de 1.000 litros.
Su color es un precioso rojo púrpura propio de la variedad Bobal. En su aroma predominan los aromas frutales que recuerdan a frutas del bosque, plantas aromáticas, violetas y especias como el azafrán. En el paladar aparece su gran paleta de frutillos rojos y negros, con un punto goloso (confitura de grosellas). Con buena acidez y frescor, el vino se muestra persistente, con taninos sedosos y un fondo mineral. 
 
Clay Xarel·lo 2022 es un vino blanco varietal elaborado con uvas viñas viejas de cultivo ecológico en terreno arcilloso. Las uvas realizan una larga maceración en frío antes de su prensado y fermentan con sus propias levaduras autóctonas. Con su envejecimiento de 3 meses en tinaja este vino único demuestra el gran potencial de calidad de la Xarel·lo.
 
El color del Clay Xarel·lo es amarillo limón con reflejos verdosos. Su aroma es intenso y complejo, con matices a fruta blanca madura, fruta de hueso, cítricos y notas de flores blancas. Aparecen ligeros recuerdos tropicales, herbáceos y anisados. En boca es fresco, salino y mineral. 
 
Clay Garnacha Blanca 2022, es todo un tributo a lo auténtico, a la arcilla de las tinajas en las que está criado este vino varietal de Garnacha Blanca, de uvas procedentes de pequeñas parcelas de viñas viejas, que fermentan con sus propias levaduras autóctonas al proceder de cultivo ecológico. 
 
El color de este exclusivo vino es amarillo verdoso, muy brillante. Tiene aromas cítricos, a limón y a piña sobre un delicado fondo de flores blancas. Tiene una entrada de boca con frescura, sabor afrutado, con buena acidez, equilibrado y con un final largo y persistente donde vuelven a aparecer las notas cítricas. 
 

Botellas de gres esmaltado

 
Las botellas que contienen a estos vinos son también muy especiales, están hechas de gres esmaltado, un material de propiedades muy diferentes a las de una botella convencional de vidrio. La cerámica es totalmente opaca a la luz, van cerradas con tapón de corcho y están protegidas con lacre de un color diferente para cada tipo de vino.

Los tres Oros de la Comunidad Valenciana en los premios CINVE son de Vegamar

Por segundo año consecutivo Vegamar pone en lo más alto del Concurso Internacional de Vinos y Espirituosos (CINVE) a los vinos de la Comunidad Valenciana al traerse tres Medallas de Oro, las únicas que obtuvieron los vinos de la región junto con cuatro platas

Una vez más la bodega de Calles hace honor a sus “vinos de altura” elaborados en el Alto Turia, volviendo a estar entre los ganadores del certamen el moscatel Oro de Alejandría, un vino naturalmente dulce fruto de esta variedad autóctona que en las mesetas de los Serranos sigue sumando reconocimientos. Sin ir más lejos, este mismo mes obtenía otro Oro en el Casino de Madrid en un certamen nacional.
 

 

Los otros dos oros son para el Esencia Vegamar y el Vegamar Blanco. El Esencia Vegamar también repite Oro en el concurso, si bien ahora es de la cosecha 2021. Está en la senda del éxito desde que ha salido porque es el tercero Oro en tres meses tras el de Alemania en enero en Mundus Vini y el Gran Oro del Casino de Madrid.

Este vino se elabora con garnacha y syrah, y de momento sigue la senda que abrió la añada anterior con siete reconocimientos nacionales e internacionales a lo largo del año.

El tercer oro es para el Vegamar Blanco, un vino muy singular porque es fruto de un coupage de Sauvignon blanc y moscatel, una variedad francesa asociada a los grandes vinos jóvenes, y el moscatel clásico del Alto Turia que le da el toque autóctono y equilibra el vino haciéndolo único.

Los premios CINVE se han consolidado en los últimos años como una referencia obligada entre los certámenes españoles de carácter internacional, superando en esta vigésima edición los 700 vinos catados en el año anterior.

Cavas Marevia presenta sus nuevas referencias en Valencia

 La familia Hevia, con más de 100 años de experiencia en  la elaboración de espumosos de calidad, quiso abrir una nueva etapa, ahora como Cavas  Marevia con una experiencia inmersiva, exclusiva para 50 periodistas y clientes de la  marca, donde pudieron conocer las referencias de cavas ecológicos con D.O.  provenientes de su bodega y sus viñedos de Requena (Valencia). 

Santiago y Pedro Hernández, y Diego Jiménez, los miembros de la familia más  involucrados en el proyecto de Cavas Marevia, fueron los encargados de recibir a los  invitados, seleccionados para compartir mesa en una velada llena de novedades,  sabores, matices, y colores, sobre todo colores. En La Agencia Place, se dieron cita 50  personas para dejarse llevar por una experiencia llena de detalles para conocer y catar las nuevas referencias de Cavas Marevia, por primera vez en Valencia. Periodistas,  profesionales de hostelería y tiendas gourmet de la provincia, además de distribuidores  de la Comunidad Valenciana y parte de la familia Marevia, como el enólogo de la  bodega: Manuel Panadero y otros representantes de su equipo. Juntos, en una mesa de  16 metros, disfrutaron de una cena maridaje inolvidable, en la que cada cava se maridó  con un plato diferente, una iluminación diferente, un color diferente y una música que  nos llevaba a un estado de ánimo evocador. 



El aperitivo de bienvenida consistía en un cóctel con el Cava Vega Medién Semi Seco,  que hacía un homenaje al clásico Agua de Valencia, con naranja y un poco de hielo.  Después del mensaje de una calurosa bienvenida por parte de los portavoces, que  también presentaron a la madrina de honor del evento: la actriz Vanesa Romero, que  dio paso a la sala donde una sola mesa, esperaba a los comensales a vivir un menú  protagonizado por siete referencias de Cavas Marevia y siete platos como maridaje, que  daban sabor y matices a El Color Marevia. Y así fueron pasando, presentador por el  sumiller José Luis Domínguez, los Cavas Ecológicos Nit del Foc Brut, Vega Medién Brut  Nature y Brut Rosé, Marevia Reserva Pinot Noir-Chardonnay y Marevia Reserva  Chardonnay. Todos ellos D.O. Cava de Requena, que se maridaron con platos como steak  tartar trufado, doradito de atún, blini de salmón, roast beef Wellington, lubina salvaje y guiso de pochas con perdiz en escabeche, ideado por el equipo de chefs de Grupo El  Alto.


El punto culminante de la cena fue cuando Vanesa Romero anunciaba una nueva  sorpresa para recibir el postre de la noche: diferentes chefs pasteleros “pintaban” un  lienzo compuesto por siete bocados dulces diferentes con una puesta en escena llena de arte, color y aplausos, maridado con un copa de Cava Reserva Marevia Chardonnay

La actriz cerraba la experiencia con un mensaje de agradecimiento a la bodega y a los  participantes de esta experiencia única: “Ahora sí que puedo decir que Valencia es la  tierra de las flores, de la luz y del color, del color de Cavas Marevia, que ponen esa chispa  que necesita un momento para que sea mágica y memorable”. 



Santiago Hernández y Diego Jiménez, representantes entusiastas de Marevia, reseñaron  que la noche fue “muy emocionante, porque es la primera puesta en escena con Cavas  Marevia y la acogida ha sido fantástica. La elección de Valencia como primera ciudad  donde estrenar este evento experiencial ha sido totalmente a conciencia, porque nos  sentimos cerca de nuestra bodega y nuestros viñedos, que son el origen de los cavas que  se disfrutan esta noche, y en cada mesa, en España y en todo el mundo y se  comprometieron continuar con la misma pasión a seguir ofreciendo cavas ecológicos de  Requena de la máxima calidad”.  

Sobre Cavas Marevia 

Cavas Ecológicos de Requena 

La familia Hevia Ferrer, oriunda de Santander y descendientes de los Ferrer Sala, con más de 100 años de  experiencia en la elaboración de espumosos de calidad, siguen el espíritu emprendedor de sus  antepasados, y adquiere Cavas Marevia en 2019 atraídos por el potencial de calidad de la región de  Requena. Esta inversión refleja la visión y el crecimiento constante de una compañía que mantiene el firme  compromiso de ser líder en la elaboración de cavas ecológicos de la máxima calidad. 



Para la elaboración de nuestros cavas de calidad utilizamos las variedades Chardonnay, Pinot Noir y  Macabeo para cavas blancos, y Garnacha para rosados. 

Nuestra experiencia y nuestro saber hacer nos ha permitido experimentar durante todos estos años, y  hemos comprobado que la variedad Chardonnay para espumoso se adapta perfectamente al terroir de la  región de Requena. Es por ello por lo que todos nuestros cavas, a diferencia de los cavas producidos en  otras regiones de España, tienen un gran porcentaje de Chardonnay. Al Chardonnay le unimos la variedad  Macabeo, autóctona de las regiones vitivinícolas en España, para hacer unos cavas con gran fruta,  estructura y complejidad que expresan verdaderamente la calidad de los cavas producidos en la zona.  Para nuestros cavas superiores, aparte de la variedad Chardonnay en exclusiva utilizamos también la  variedad Pinot Noir”.

Vinos de La Cooperativa del Viver, la recuperación de un patrimonio

La Cooperativa de Viver, ubicada en la comarca del Alto Palancia  en el interior de la provincia de Castellón, es una de las más reconocidas en la elaboración de aceites de oliva extra virgen, desde 2016 empieza a producir su vino y hemos hablado con Paco Ribelles, director técnico de la bodega, que nos ha contado para que abrieran esta nueva línea de productos. También hemos visitado la bodega, donde Cati Corell, directora de producto y agroturismo, nos ha trasladado desde el terruño hasta nuestras copas este fantástico trabajo.

Cuándo y por qué la Coop decide elaborar vino

Una serie de socios de la cooperativa tenían cultivos de viñedos a nivel individual y se hacían el vino de forma independiente. La decisión de elaborar vinos se toma en la cooperativa, porque antes de la filoxera, el insecto que devoró los viñedos a principios del siglo XX, se hacía vino en la comarca y se decide asumir la gestión de los viñedos y fomentar el elaboración de vinos de calidad.

Háblanos del territorio y su ideoneidad para cultivar viñedo

Viver se encuentra en la provincia de Castellón, en el Alto Palancia, es una zona de montaña, enclavada en el valle del río Palancia entre la sierra de Espadán y La Calderona. El paisaje es típico de montaña mediterránea, lleno de especies vegetales como el romero, el tomillo, pinos y carrascas, con la particularidad de que los suelos son de notas calizas y predomina el rodeno, esta piedra con un color rojo tan característico, además están entre 600 y 800 metros por encima del nivel del mar y cerca de la comunidad de Aragón con un clima continental que hace que el verano tenga unas temperaturas más frías para madurar de mejor manera la uva dándole más frescura y acidez.
 
 

¿Qué variedades de uva tiene plantadas y además nos consta que ha recuperado variedades antiguas

Las variedades con las que se trabaja actualmente, en el caso de las tintas, son syrah, tempranillo, garnacha, merlot y cabernet sauvignon, con una mención especial para la syrah por ser la que más expresa mejor el territorio, el paisaje y la identidad de la bodega. Es una variedad mediterránea con la que se encuentran cómodos para elaborar vinos tintos.

En blancos hay también Chardonnay y Macabeo, bien adaptados al clima y al tipo de suelo.

Se han recuperado variedades locales que desaparecieron con la filoxera y con un trabajo de investigación y la colaboración Sanidad Vegetal del Jardín Botánico de Valencia se han recuperado las variedades Pampolat, Mondragón y Morenillo. Llevamos unos años trabajando con ellas y vinificándolas y ya en la añada 2022 ya se han embotellado algunas elaboraciones con el fin de demostrar que pueden dar vinos finos, como es el caso de la Pampolat con más potencial enológico.
 

 
Cómo es la bodega de la cooperativa de Viver y la dirección técnica

La bodega es pequeña pero con lo técnicamente necesario y cómoda para producir entre 30.000 y 50.000 kilos, pero lo importante es que el vino empieza a producirse en el campo, con un cuidado importante del viñedo, de forma que se pueda controlar la vendimia y llegar a la bodega con las mejores condiciones para realizar las diferentes elaboraciones.

Los últimos años han cambiado la forma de hacer el vino, no sólo se usan los granos de uva sino que también se incorpora el racimo entero en un 20% para darle a los vinos más frescura y cambiar el perfil del vino a más frescos, más definidos y con más elegancia, con mejor acogida a los críticos y sobre todo en el mercado.





 
Que podemos hablar de los vinos de la cooperativa de Viver

Los vinos de la cooperativa de Viver son de gran personalidad, expresivos, capaces de mostrar un paisaje y un territorio, minerales y con notas férricas influenciados por el rodeno y también por la flora de montaña donde se ubican, como el tomillo y el romero.

Son vinos que transmiten paisaje y territorio de forma que pueden emocionar y hacer que tengan un buen recuerdo.

Nube es un vino Blanco de variedad Chardonnay con un perfil de notas cítricas y frescas con 4 meses de crianza con sus lías para que tenga una boca mas ancha y gastronómica

Viento es un monovarietal de Syrah de una finca en Caudiel, que pasa 4 meses en barricas nuevas francesas y que destaca por ser fiel a las características de la variedad y el terruño, con peso de fruta negra madura y notas de pebre negro con un tono de mineralidad.

El vino La Perdicion, cuya actual cosecha se le ha dado una vuelta incorporando las variedades syrah, tempranillo y merlot, es lo que mas representa en el paisaje y las montañas, siendo un vino elegante y de gran finura.
 
 
 
 
Cata de variedades recuperadas

Respecto a Pampolat y Morenillo, son dos perfiles vinos diferentes. Pudimos probar como son elaboraciones que se crían en damajuanas de cristal, haciendo la vinificación  muy artesanal y manual.  

Morenillo fue una sorpresa cuando lo catamos, se trata de una variedad con dos tipos diferentes de genética, ya que se injertaron a la vez y aunque son parecidas, el Morenillo de la Hoya es el autóctono de la zona, hay poca cantidad y se decidió elaborarlo juntamente. En el vino encontramos poca extracción pero en sus aromas destacan una explosiva nariz que recuerda a plantas mediterráneas como el montebajo o sotobosque, en boca presenta una buena acidez y no siendo muy persistente en el posgusto se encuentra una elegancia y exquisitez diferentes a otras variedades.
 

 

Pampolat es un perfil de vino que parece mucho más colorido, aunque tampoco se le encuentra demasiada extracción de color. En nariz es tímido, empieza a mostrarse al tiempo de estar en la copa destacando sutiles aromas a moras de zarza, tomillos de monte y fruta negra muy madura. En boca parece que no tenga recorrido, pero sorprendentemente el retrogusto aparece un momento más tarde de su ingesta, entonces una mineralidad asombrosa recorre el paladar acompañado de notas de bosque mediterráneo y sobre todo frescura.
 
El trabajo y la apuesta por elaborar vinos de la Cooperativa de Viver está plasmado en la evolución y la modernidad sin perder las raíces, creo que el potencial enológico es muy interesante, el enclave es perfecto para conseguir vinos frescos, divertidos y elegantes, por lo que hemos de seguir este proyecto muy de cerca. Confío en que nos darán más sorpresas y satisfacciones, gracias al excelente trabajo, que con pasión y detenimiento están haciendo las personas que están a cago del proyecto.