164 Vinos Valencianos: Entrevistas
Vinos Valencianos
Mostrando entradas con la etiqueta Entrevistas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Entrevistas. Mostrar todas las entradas

Los vinos Cerro Bercial de Sierra Norte presentan nueva imagen

Bodega Sierra Norte ha dado un importante giro a su familia de vinos Cerro Bercial. De los seis vinos con los que contaba esta marca, sólo continuarán en el mercado dos de ellos, los más icónicos y de más alta gama: Cerro Bercial Blanco Selección y Cerro Bercial Ladera Los Cantos. Y lo hacen, además, con una renovada imagen, unas elegantes etiquetas troqueladas en las que se puede ver, en el caso del Blanco Selección, un pino de más de 400 años que preside sus viñedos en Camporrobles, y, en Ladera Los Cantos, la simbología de los estratos del terruño del que se nutren sus vides.
 

Cambia la imagen, pero el proceso de gestación de los vinos permanece intacto. Seguirán elaborándose con uvas seleccionadas de las mejores parcelas que Sierra Norte tiene en Camporrobles, en la zona de cultivo con mayor altitud de toda la comarca Utiel-Requena, a más de 900 metros sobre en nivel del mar. Esto se traduce en un clima aún más extremo, con picos de temperatura muy dispares entre el día y la noche, que dan lugar a una vendimia más tardía y a una uva de gran calidad. Algo que se completa con el modo de cultivo propiciado por la bodega: ecológico, de baja producción y apostando por el viñedo viejo.

La decisión de mantener únicamente estos dos vinos de la saga Cerro Bercial, viene motivada por la propia evolución de Sierra Norte y del mercado. En los últimos años, la bodega ha ido sacando nuevas referencias con un perfil de vino más frutal y con menos barrica. En esta línea, destacan sus otras marcas, como Pasión, encabezada por el reconocido Pasión de Bobal, Fuenteseca, Mariluna o Equilibrio. Vinos que han ido ocupando el puesto de los que desaparecen: Cerro Bercial Rosado, Crianza, Reserva y Madurado en Barrica.

Esmerada elaboración, con barrica y muy frutales

Los Cerro Bercial son los vinos de corte más clásico de Sierra Norte, con más aporte de madera, perfectamente equilibrada con la presencia de fruta, que permanece intacta y muy viva gracias a un cuidado proceso de elaboración, lo que da lugar a unos vinos tremendamente expresivos.
 
Cerro Bercial Blanco Selección es un vino elaborado con tres variedades de uva, 45% Chardonnay, 40% Sauvignon Blanc y 15% Macabeo, de las que se extrae únicamente el mosto flor, el más aromático, obtenido de un primer prensado muy suave. La fermentación se realiza a temperatura controlada para mantener su máxima capacidad aromática. Posteriormente, se trasiega a barricas de roble francés donde permanece durante tres meses con un ligero removido sobre sus lías finas, para culminar con una crianza reductiva en depósito de acero durante nueve meses. El resultado es un vino con una excelente combinación de aromas cítricos, flor blanca y suaves recuerdos tostados.

Por su parte, Cerro Bercial Ladera Los Cantos, elaborado con 65% Bobal y 35% Cabernet Sauvignon, es fruto de un esmerado trabajo con el que se logra obtener un producto de alta expresión. Las uvas son seleccionadas manualmente en bodega para pasar posteriormente por una larga y peculiar elaboración, que da paso a la fermentación maloláctica en barrica 100% roble francés de primer uso, donde envejece hasta los 18 meses. Por último, pasa 10 meses en botella para completar una crianza reductiva. El resultado es un vino fino en aromas, fresco, complejo y expresivo.

Vino, cultura y patrimonio, el Celler de la Muntanya

En el interior de la provincia de Alicante y concretamente en Muro d'Alcoi encontramos una de las bodegas más singulares de la Comunidad Valenciana, un proyecto que sigo desde hace años basado en la elaboración de vinos provenientes de parcelas pequeñas o minifundios.

El proyecto Micro Viña es más que un modo de elaborar vinos, que también lo es, significa mucho más que eso, se trata de un territorio de pequeñas parcelas, lugares que antaño tenían una razón de cultivo para autoconsumo, pero que con los nuevos tiempos se abandonan por falta de rentabilidad, dejadez o desconociemiento. Con este proyecto se pretende recuperar esas variedades, que vuelvan a ponerse en producción aquellos parajes que necesitan la mano del hombre para que no desaparezcan, pastos del fuego o simplemente de la erosión y el olvido, con un objetivo también económico, es decir, rentabilizar la explotación y conseguir unos parámetros de calidad para poder luego hacer vinos, auqnue de parcela prácticamente, de excelentes cualidades organolépticas.



Aunque ayer no visitamos la Micro Viña, si que pudimos ver como los parajes donde el Celler de la Muntanya se ubica, al margen del río Agres y con la Serra Mariola como testigo, está una nueva bodega para este proyecto.

La bodega no está adscrita a ninguna denominación de Origen ni IGP (Indicación Geográfica Protegida), pues los viñedos están repartidos por bancales y pequeñas extensiones de terreno repartidas por varias comarcas (L'alcoià, el Comtat, la Marina Baixa, L'alacantí, el Vinalopó...), mezcla de variedades (casi todas autóctonas) con predominio de la Monastrell, la Giró, Bonicaire, Tintorera, Malvasía, Parraleta, Garnacha Blanca,... pero con complicado cumplimiento para pertenecer a una D.O..



La cantidad de uva que entra en la bodega es bastante dependiente de los factores medio ambientales y la producción ronda en torno a los 25.000 kg con elaboraciones de hasta 40.000 botellas. Los vinos son casi parcelarios y varietales, siendo complicado tener las mismas cantidades y ensamblages en cada añada.

En la entrada a la bodega un inmenso mural que simboliza el mimo y el cuidado grano a grano de los frutos de la cepa de un agricultor de la montaña, nos da la bienvenida a una pequeña y coqueta bodega. Para la elaboración dispone de depósitos pequeños, de entre 2.000 y 5.000 lts., hay fudres de madera de roble y depósitos de acero inoxidable, en la misma sala se embotella y se etiqueta el vino.

En una estancia posterior hay una sala aclimatada donde descansan barricas de diferentes tamaños (245 y 500 litros), con diferentes variedades e incluso parcelas con el nombre del paraje, allí el vino toma su tiempo para afinarse y poder expresar su pontencial.

En otra sala hay una zona más social con tienda y un espacio para poder catar los vinos y disfrutar de ellos de manera más jovial, allí descubrimos tres vinos que son muy diferentes pero de marcado estilo mediterráneo. 

El primero Beni, un vino de Malvasía, Garnacha Blanca y algo de Merseguera, blanco de 2015 con muchas notas dulzonas, a fruta blanca de secano y en boca amplio y graso con toques muy salinos.

Los dos tintos que catamos fueron Paquito el Chocolatero 2010 (en homenaje a Gustavo Pascual creador del pasodoble que le da el nombre al vino) y Celler de la Muntanya 2010, un ensamblaje de 3 variedades, Monastrell, Giró y Garnacha Tintorera (y un 10% de Bonicaire en el caso del segundo) con diferentes crianzas, así mientras la Monastrell se somete a crianza en acero inoxidable durante 6 meses, el resto de variedades se crían en madera, 6 meses para el primer vino y 8 meses en el segundo, siempre en maderas usadas.



Paquito el Chocolatero es un vino con un color rojo púrpura muy profundo, en nariz destacan notas a regaliz, tinta china, cacao y pimienta negra, en boca es amplio y muy goloso, algo mineral. Celler de la Muntanya es está un poco más evolucionado, el ribete empieza a tornarse algo marrón, pero aún tiene viveza en el color rojo, esta vez más burdeos. Su descripción olfativa se centra más en cacao y notas de cuero curtido, hay notas de fruta madura casi compotada, en boca es sedoso y amplio, siguen apareciendo notas minerales y dejan un final muy sabroso.

No hubo tiempo para más, el resto de vinos Minifundi, Sha-laqant, Bonicaire y el, para mí vino estrella de la bodega, Almoroig se quedan en el tintero para futuras visitas, a las que me gustaría acompañarme de compañeros de otros medios que divulgamos la cultura del vino y que no podemos dejar de dar a conocer este proyecto valiente y a la vez tan frágil en el que, un ecosistema sin la mano del hombre puede desaparecer y no volver a dar esos frutos que luego se convierten en el vino que se elaboraba desde tiempos remotos en una de las zonas vitivinícolas más preciadas del Mediterráneo.

Segunda edición del evento "Coopera Vinoselección"

El Palacio de los Mercader, sede de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, acogió en la tarde noche del lunes la celebración de la segunda edición del evento de vinos cooperativos “Coopera VinoSelección”, en el que participaron un total de seis bodegas: La Baronía de Turís, Bocopa, Clos de la Vall, Coviñas, Reymos y Vinos de La Viña.

En la primera parte del evento, celebrada en el patio del Palacio, un grupo de aproximadamente 60 personas, formado por medios de comunicación, prescriptores, sumilleres y profesionales del sector de la hostelería y la restauración, tuvieron la oportunidad de conversar con los profesionales de las bodegas participantes y de conocer de primera mano una selección de sus mejores vinos y cavas. En este entorno distendido, amenizado con música de jazz y swing, se propició el contacto entre todos ellos y el establecimiento o consolidación de relaciones profesionales de interés mutuo.


La segunda parte del evento, trasladada al Salón Noble del edificio ante la persistente lluvia de la jornada, contó con la presencia del President de la Generalitat, Ximo Puig, del secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero o del director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Roger Llanes, entre otros invitados. En un acto mantenido por la periodista Silvia Soria, cada una de las bodegas participantes tuvo la oportunidad de presentar uno de los vinos ofrecidos en la degustación y cata de la primera parte del evento. Con acompañamiento musical y audiovisual, las bodegas ofrecieron a los asistentes una breve carta de presentación de su historia y su saber hacer, reflejada en vinos de distintos orígenes y con diferentes procesos de elaboración, pero con un elemento común: su gran personalidad y carácter único.

El presidente de la sectorial del vino de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, José Miguel Medina, remarcó la necesidad de organizar futuras ediciones del evento para consolidarlo como una cita de referencia del sector y contar con un escaparate privilegiado para presentar y promocionar vinos de origen cooperativo. De igual forma, mostró su deseo de que en el futuro sean más las bodegas cooperativas que participen en el evento. Por otra parte, apeló “al apoyo de la Generalitat”, para conseguir llegar más lejos, abrir nuevos mercados y consolidar la presencia y el éxito de nuestros productos en el exterior. Medina destacó que 8.500 viticultores valencianos aportan el fruto de su trabajo a la producción de vinos de ámbito cooperativo y que aproximadamente el 78% del vino valenciano es producido por cooperativas.


El President de la Generalitat fue el encargado de clausurar el acto. En su intervención, aseguró que las cooperativas valencianas son un sector fundamental para la economía de la Comunitat y puso a las bodegas cooperativas como modelo y proyecto de éxito. Por otro lado, defendió que “el vino es cultura” y ofreció la colaboración de la Generalitat, recogiendo el guante lanzado por José Miguel Medina, “para que los vinos valencianos sean una de las mejores cartas de presentación” de la Comunitat.

Tras el evento, se sirvió un cóctel en el que los asistentes tuvieron la oportunidad de degustar diferentes elaboraciones a partir de productos de origen cooperativo. Esta degustación corrió a cargo de los alumnos del Centro Superior de Hostelería del Mediterráno (CSHM), con quien Federació mantiene una estrecha línea de colaboración.

Jornadas de puertas abiertas en Bodegas Hispano Suizas

Los tres primeros fines de semana del mes de diciembre abre de par en par las puertas de Hispano+Suizas en Requena de forma excepcional.

El equipo de la bodega quiere enseñar el backstage de sus vinos y cavas , la trastienda de lo que hay al otro lado de las etiquetas de Impromptu, Bassus, Tantum Ergo; Quod Superius y Bobos. Y para ello los socios fundadores de esta bodega, Rafa Navarro; Marc Grin y Pablo Ossorio estarán para acompañarte en esta especial visita.



Esta es la agenda: los tres primeros fines de semana de diciembre, incluido el puente, (3-4-6-8-10-11-17-18 de Diciembre)  en horario de mañana de 10:30 a 14 horas.

Confirmación en estos teléfonos: 662007898- 661894200 o 627644339, también a través del Email info@bodegashispanosuizas.com

Conoce y disfruta de los grandes vinos y cavas que la crítica nacional ha encumbrado en lo más alto en el 2016 .

Bocopa se viste de largo para presentar su nuevo proyecto

La bodega alicantina Bocopa, en un roadshow por la Comunidad Valenciana, presentó sus añadas más conocidas como los conocidos Marina Alta, Marina Espumante y la gama de vinos Laudum Roble y Chardonnay.
En la presentación que tuvo lugar en Valencia, a cargo del excepcional equipo comercial y técnico de la bodega alicantina, pudimos disfrutar de un variado recorrido por los vinos de la misma y también de la degustación en exclusiva y como novedad uno de los vinos del proyecto Hispanicus, con los que la bodega pretende entrar en un segmento de vinos de 'terroir'.

El director técnico de la bodega, Gaspar Tomás nos presentó un video corporativo donde se muestra la importancia del terruño a la hora de elaborar un vino con todas las garantías de naturalidad y controlado desde la viña. La provincia de Alicante tiene un clima y un suelo especial para cultivar variedades como la Moscatel de Alejandría y la Monastrell, buques insignia de Bocopa para sus elaboraciones, pero sin dejar de lado la originaria y autóctona Alicante Bouschet o la adaptada Syrah, que tan buenos resultados está dando en zonas más altas de la provincia de Alicante.



Si el año pasado el Laudum Roble Monastrell-Syrah fue la estrella de la presentación, con su premiada botella por su diseño, además de contener un vino fresco pero a la vez mediterráneo, en esta presentación se habló de preservar una viticultura y unas elaborarciones de antaño, que hoy por hoy se están perdiendo.

Todos conocemos el poco vigor de cepas viejas, de el uso de variedades que se menospreciaron por su escaso valor, al no tener la técnica adecuada para extraer lo mejor de ellas y sobre todo porque quizá los actuales modos de vidas hacen que el consumidor quiera vinos frescos, de menor complejidad y de consumo rápido. Bocopa está embarcada en un proyecto por recuperar esa viticultura y manera de elaborar de antaño, por eso dentro de su proyecto Hispanicus, ha elaborado un primer vino que cumple estas cuidadosas y elaboradas formas.

Un vino como los de antaño

Fuego Lento 2013 es el resultado de este proyecto, con una producción limitadísima y bajo pedido, Bocopa lanza al mercado un 'coupage' de tres variedades mediterráneas, dos autóctonas procedentes de viñedos de más de 50 años, con suelos calcáreos, muy pobres y con cantos rodados (Monastrell y Alicante Bouschet) y la adaptada Syrah del altiplano de Sax para proporcionarle frescura a la concentración y calidez de la Monastrell, junto a un toque de mineralidad de la Alicante Bouschet, todo ello bien afinado con barricas de roble francés durante 18 meses.

El evento estuvo acompañado de una degustación de vinos míticos de la bodega como el Marina Alta, Marina Alta Espumante, Laudum Chardonnay, Laudum Roble, Fuego Lento, Laudum Dulcenegra y Marina Espumante Tinto.

Vicente Gandía confía en Coté Escrivá


Vicente Gandía hace unos meses lanzó al mercado uno de los proyectos más peculiares dentro del mundo del vino. Un proyecto llamado Peculiar Wines, vinos valencianos desarrollados por sus enólogos con un mensaje en cada botella y que cuentan una historia. 
Para la creación del packaging de uno de sus productos de la gama: Uva Pirata, contó con el joven diseñador e ilustrador valenciano Coté Escrivá, que ha trabajado tanto en ámbito nacional como internacional. Coté tiene un estilo propio y muy peculiar, acorde con la filosofía de los Peculiar Wines.
Este producto ha unido calidad y diseño. Por una parte la calidad del vino Uva Pirata verificado por  AWC Vienna y la Guía Peñín con Medalla de Oro y 90 Puntos respectivamente y el diseño del valenciano Coté Escrivá. Se han fusionado dos aspectos claves para que este vino tenga un largo recorrido.


Entrevista a Coté Escrivá

¿Por qué aceptaste el proyecto de Bodega Vicente Gandía?
Lo que más me atrajo del proyecto desde el principio, fue el hecho de darle un planteamiento nuevo a algo que lleva tantos años instaurado. Cuando piensas en el diseño gráfico de una botella de vino, te viene a la cabeza una imagen muy clásica, con unos valores que asociamos a un público determinado. Los tiempos cambian, hay que pensar también en la gente joven, usar el diseño como una forma de atraer a un público nuevo. Esto es lo que me brindaba esta oportunidad, salir de algo normal y desarrollar mi forma de ver este producto. Además, la mayoría de proyectos que hago vienen de fuera. Me llena de orgullo trabajar con empresas de mi ciudad, y más aún con Vicente Gandía, que pese a ser una empresa muy potente con un largo recorrido, decide apostar por el diseño y la innovación. La verdad es que es uno de los proyectos de los que más orgulloso me siento.
¿En qué te inspiraste para hacer Uva Pirata?
Bueno, siempre intento que mis proyectos llamen la atención, cojo referencias de cosas actuales y las proyecto desde mi punto de vista. En este caso las referencias más claras son de los dibujos animados clásicos y el mundo del tatuaje, con un aire quizá algo canalla y simpático al mismo tiempo. Por eso elegí el concepto ‘pirata’, porque tiene ese punto de bravuconearía o desfachatez que nos viene genial para la personalidad que queremos transmitir.
¿Cómo describirías tú estilo?
El tipo de ilustración que hago es una mezcla entre lo artístico y lo comercial, que se alimenta del arte urbano, la cultura pop y la animación tradicional. Mi objetivo es atraer e impactar, en ocasiones con un sentimiento de familiaridad desconcertante, al espectador. 
¿Este proyecto supuso un reto para ti?
Sí, por supuesto. Es un producto que va a llegar a muchísima gente y eso me hizo afinar más el ingenio. Es mucha presión saber que se van a producir decenas de miles de botellas con el mismo diseño, son muchos los países donde llega Vicente Gandía y claro eso implica una gran repercusión.
¿Qué mensaje querías transmitir con ese diseño?
Más que un mensaje lo que pretendía crear es un diseño atractivo, sugerente, que no pase desapercibido, con personalidad y con fuerza y sobretodo que conecte con un público concreto. Antes ya he hablado de que es un producto dirigido a la gente joven, pero realmente no me refiero sólo a la edad, sino a personas con una mentalidad abierta y dinámica.
¿Gracias a este proyecto se te han abierto las puertas para uno nuevo?
Sí, hay proyectos que por su visibilidad atraen otros nuevos, como por ejemplo este. Tras la presentación del vino en la feria de Dusseldorf, me contactaron unos chicos alemanes para pedirme un presupuesto para el diseño corporativo de un restaurante que van a abrir, logotipo, cartas, web, todo… Dijeron que tenían que pensarlo, ya veremos si sale pero salga o no, estoy seguro de que no va a ser el último.

I Foro Bobal DO Utiel-Requena P. Ballesteros: “La Bobal tiene gran potencial"

El Consejo Regulador de la DO Utiel-Requena ha celebrado esta mañana el Primer Foro Bobal, una oportunidad histórica para la reflexión sobre la uva autóctona de esta Denominación de Origen. Al principio de la jornada, los 200 invitados profesionales del sector, entre los que se encontraban miembros de las bodegas y cooperativas de la DO, enólogos, sumilleres, prensa, profesores y estudiantes de la Escuela de Viticultura de Requena y la Universidad Politécnica de Valencia, han catado 30 vinos singulares de Bobal de bodegas de la Denominación de Origen.

A continuación, tras la bienvenida del presidente del CRDO Utiel-Requena, José Miguel Medina, y las palabras de inauguración del concejal de Medio Ambiente de Requena, Álvaro Pérez, ha tenido lugar la intervención de Pedro Ballesteros, ingeniero agrónomo y Master en Viticultura y Enología por la Universidad Politécnica de Madrid y Master of Wine. El auditorio se ha entregado a esta ponencia, que ha puesto en valor la variedad Bobal en el territorio de la DO Utiel-Requena. “La Bobal tiene gran potencial y capacidad de crear vinos de estilo único en esta tierra, donde existen un clima y una tierra particulares”, ha afirmado sobre el escenario. La uva se ha adaptado a estas condiciones, “y la pureza del fruto tiene frescura y personalidad”. Ha añadido que es también una uva que “envejece con dignidad, cariño y mucha clase”.


En su visión de futuro, Ballesteros ha asociado la potencialidad de la calidad del vino de Bobal DO Utiel-Requena con los adjetivos de altitud, viña vieja y en vaso, origen en suelo particular y rendimiento controlado en secano. Valora la Bobal “en su pureza”, como expresión de la tierra. “No hay que imitar a otros, sino tener amor al terruño y trabajar en la innovación y el conocimiento, que da sus frutos y no deja indiferente a nadie”, explica. Para crear un icono “hay que tener confianza en ti mismo, hacer una gran introspección y capacidad de arriesgar”. De esta manera, “tenemos que ser nosotros, no queremos parecernos a nadie”. Los grandes vinos “tienen su propio estilo”.
  
En cuanto a la viña vieja de Bobal en la DO Utiel-Requena, “debería ser algo sagrado, debería estar prohibido arrancarla, que sea patrimonio de todos”. El vino caro “viene de la uva cara, de un viñedo prestigioso”. Ballesteros ha hecho mucho hincapié en pagar a los agricultores el fruto a buen precio y huir de la competencia en el mercado por precio, cosa que conlleva al despoblamiento de territorios vitícolas y la falta de viticultores profesionales. Además, para el futuro de la DO, “el vino debe ser apoyado por la población local y por las instituciones públicas”. Es necesario también ganar prestigio internacional, fomentar iniciativas privadas y movimientos asociativos  empresariales que ayuden a potenciar la variedad en el territorio.

Apuesta de bodegas por Bobal DO Utiel-Requena, de ilusión a realidad
Después, la mesa redonda ha sido moderada por Albertina Torres, productora del documental ‘La Bobal revisited’, y ha girado en torno a la apuesta seria que hacen las bodegas de la DO Utiel-Requena por la elaboración de vinos de Bobal del terreno con una elevada calidad. Este hecho fue una ilusión hace años, y hoy es una realidad palpable. Han intervenido en la mesa, además de Ballesteros, los directores técnicos de Bodegas Coviñas, Diego Morcillo, de Dominio de la Vega, Daniel Expósito, de Noemí Wines, Noemí Arroyo, de Bodegas Murviedro, Víctor Marqués, y el gerente de la bodega Cerrogallina, Santiago Vernia.

Diego Morcillo, que opina que “detrás de cada botella hay una identidad, un mensaje y un producto único”, lidera la gestión enológica de Coviñas, que abarca el trabajo de a 3.000 viticultores. Esta cooperativa de segundo grado ha hecho una apuesta clara por la DO y ha conseguido un vino estrella, el Adnos 100% Bobal.

Daniel Expósito, de Dominio de la Vega, fue uno de los pioneros en emprender proyectos de vino con esta variedad, en definir viñedos singulares. “Los bodegueros creemos en firme que tenemos algo muy rico; miramos muy de cerca el consumidor y es fácil llegar a él gracias al gran abanico que ofrece la Bobal de Utiel-Requena”. Ahora, su proyecto top es el monovarietal Finca La Beata.

Noemí Arroyo, de Noemí Wines, elabora la  marca Exuperio para reflejar la identidad de un terruño del cual proclama que está muy orgullosa, Utiel-Requena. “Lo propio, el folclore del paisaje, tenemos la obligación de conocerlo y transmitirlo”, ha comentado.

Víctor Marqués, con la elaboración del vino Cepas Viejas Bobal de Bodegas Murviedro quiere “devolver a la tierra lo que nos ha dado en estos años, buscando la tipicidad y la personalidad”. Recientemente, la empresa ha comprado un conjunto de viñedo de 70 años que iba a ser arrancado.

Santiago Vernia, de Cerrogallina, elabora desde 2008 una sola referencia 100% Bobal en una bodega previamente adquirida, con uva de sus propios viñedos. Ha valorado el excelente equipo de trabajo con el que cuenta y el buen resultado de esta uva en el terreno.

Clausura: trabajo por la innovación
La clausura ha sido llevada a cabo por el alcalde de Requena, Mario Sánchez, y la Directora General de Desarrollo Rural de GVA, María Teresa Cháfer, que ha puesto de manifiesto la importancia de que el viticultor perciba un precio justo por su producto para que la viticultura sea sostenible, profesional y de calidad. Además, ha destacado el papel de las Denominaciones de Origen como garantes de la calidad diferenciada y como apoyo para marcar las líneas que definan el futro del territorio.

Asistieron al Foro también los diputados Bartolomé Nofuentes y Javier Berasaluce, así como alcaldes de la comarca, sindicatos, Ruta del Vino DO Utiel-Requena, Territorio Bobal, PROAVA, FEREVIN, ICEX y Cámara Valencia.

Licor Carmeleta, armonía de naranja y uva

Tras la puesta de largo de Carmeleta, el proyecto de Noema Ortí y Javier Peiró, desde vinovalenciano.net hemos tenido la oportunidad de hablar con ambos, sentados en una mesa, bajo la acogedora estancia de Laboratori Carme y cómo no podía ser de otra manera, degustando este magnífico licor de color naranja, brillante y cristalino.

Vino Valenciano: ¿Qué es Carmeleta?

Noema Ortí: Carmeleta es un licor de naranja que nace en Valencia, en el interior de Gandía, en l'Alquería de la Comtessa, es un proyecto con más de 10 años de trabajo con ganas de salir al mercado, que ha surgido al mercado con una imagen y un producto terminado.

VV:¿En que se diferencia Carmeleta de otros licores o destilados de naranja?

Noema: No hay nada igual a Carmeleta, es un licor que parte del vino, su graduacion alcohólica es de 15'8%, la elaboración viene de un proceso natural y no tiene nada que ver a otros productos con sabor a naranja. Su dulzor es natural, es el propio mosto que junto a la maceración de la corteza de la naranja, le confiere esta característica tan singular.

VV: ¿Por qué Carmeleta?

Noema: Dentro del proceso de puesta en marcha de este proyecto, mi socio Javier Peiró se dedica a elaborar el producto y yo me dedico a vestirlo, crear una imagen y la venta, debido a que tengo mi poropia distribuidora, Laboratori Carme. Cuando me propusieron el proyecto, nada más probar el producto me vino a la mente mi abuela, Carmeleta, una persona muy importante en mi vida, una mujer con mucho carácter, con muchísima personalidad y decidí hacerle un homenaje, poniéndole su nombre al licor.


VV:¿Cómo surge la colaboración Javier Peiró con Laboratori Carme?

Noema: Javier llevaba ya 10 años haciendo pruebas con este licor, él es un apasionado de los licores, sobre todo los que provienen de Italia, los amaretos, los frizzantes, ... Aunque su profesión es la de economista, este mundo le apasiona y de ahí surge este licor, que al conocernos y probar éste, surge la necesidad de hacer algo, de darlo a conocer por sus cualidades y porque es único. Un licor fresco, mediterráneo, producido en nuestra tierra y pensamos que había que sacarlo a la luz, Javier decidió que yo podía sacarlo adelante, así que nos pusimos manos a la obra, y pese a las dificultades burocráticas, en tiempo récord, lo hemos podiso sacar adelante.

VV: Para quién no te conozca, ¿Qué es Laboratori Carme?

Noema: Laboratori Carme es un espacio muy polivalente, es mi estudio de interiorismo, es mi profesión y sigo ejerciendo como interiorista, pero desde 2011 me pongo a distribuir vinos de pequeñas bodegas y viticultores, y poco a poco por las características del local, empiezo a hacer cenas, catas de vino, y como la respuesta del público es excelente, llega un momento que decido cambiar de ubicación, añado una cocina y puedo diversificar las actividades que hasta ahora hacía, como por ejemplo cursos de cocina, un club gastronómico, un espacio para hablar de vinos, gastronomía, diseño..., hacer cosas diferentes y pasar un buen rato, sobre todo crear a los demás sensaciones para que la gente se divierta y pueda ser el punto de encuentro para compartir aficiones, también un espacio cultural...


VV: ¿Dónde podemos encontrar Carmeleta?

Noema: Carmeleta estará en restaurantes seleccionados, tiendas gourmet, no en todas, ni en lineales de supermercado, ya que es un producto muy especialy muy diferente, queremos crear marca y que esté en las mejores tiendas de Valencia, con vistas a distribuirlo a nivel nacional.

VV: ¿Cómo y con qué tomar Carmeleta?

Noema: Hay muchas opciones, es un producto muy versátil, podemos tomarlo como un aperitivo, bien frío y sin hielo, con un postre, con chocolates, frutos secos, como frizzante mezclado con un espumoso, un poco de hielo y hierbabuena y se abre un mundo infinito en el mundo de la coctelería, estamos hablando con Iván Talens (campeón nacional de coctelería) para elaborar cartas de cócteles.



VV: ¿Cómo ha reaccionado el mundo de la hostelería al conocer el licor Carmeleta?

Noema: Estamos muy contentos, es un producto novedoso, va a tener que compatir espacio con otras bebidas, el producto gusta y estamos convencidos de que el producto va tener demanda, estamos haciendo hincapié en que el hostelero y las personas que trabajan en hostelería lo conozcan y lo ofrezcan y le enseñen a los clientes a valorar este licor.

VV: ¿Qué proyecto más podemos esperar de Carmeleta?

Noema: La idea es poder hacer muchas más cosas, elaborar otro tipo de Carmeleta con barrica, pero todo se andará, estamos empezando, nuestro reto es Valencia para continuar por nuestra Comunidad y hacer el producto más conocido y poder expandirnos.

VV: ¿Carmeleta puede ser el licor que representa a los Valencianos?

Noema: Eso no lo se, pero soy cosciente de que tenemos un producto muy nuestro, hecho coningredientes de nuestr tierra, aunque a los valencianos nos cuesta valorar lo nuestro, pero debemos ser coscientes de que lo nuestro lo vale y hay que valorarlo como se merece, y más sabiendo que es un producto que viene de la naranja, producto que no está muy valorado en los últimos tiempos, pero que ya es hora que valoremos lo que tenemos. Y que cuando vayamos a un restaurante podamos pedir un Carmeleta, y no lo tienen, crear la demanda de un producto  para que el profesional apueste por un producto nuevo y lo podamos encontrar en nuestras mesas.

Vinos Rulé, aire fresco para la Bobal por Alex Pérez

Siempre sorprende que las ideas emprendedoras vengan de la mano de personas que ven más allá de lo que todos vemos. En este aspecto Alex Pérez, jóven enólogo de la comarca Utiel-Requena, acaba de presentar sus nuevos vinos bajo la marca Rulé.

Alex nos cuenta que la idea de elaborar sus propios vinos empezó a principio de 2014, cuando  estaba terminando el 2º curso de superior de vitivinicultura en la escuela de Viticultura y Enología Félix Jimenez de Requena.

Tuvo claro su futuro mientras acababa el último curos, hacer sus propios vinos para que así, no tener que seguir ningunas normas y directrices que le marcasen las bodegas y poder dar vida a sus ideas, su aprendizaje y hacer el vino que quería o creía que faltaba por hacer.

Y así fue, en Septiembre de 2014 entró a trabajar en la bodega Finca Ardal, con el enólogo y amigo Luis Gil-Orozco y le da la oportunidad de, aparte de poder elaborar los vinos de la bodega, elaborar los suyos.

Una vez que cumple su objetivo y su sueño, continúa con la idea inicial de dar a conocer la zona donde vive y trabaja además de potenciar los recursos que hay en la comarca. Por ello todos vinos se elaboran con la variedad autóctona Bobal.


Los Vinos

En el 2014 elabora un bobal “tradicional” con 10 meses en barrica americana, pero con una peculiaridad, la fermentación es a temperatura más baja de lo que se entiende por normal en los vinos tintos. Esto le aporta mucho aroma y el paso por barrica lo hace muy elegante.

En el 2015 elabora un vino totalmente opuesto, se atreve con una maceración carbónica y le añade un paso de 3 meses por barrica de roble francés (el cual lo hace único o de los únicos, que se elaboran así). Lo convierte en un vino con una gran explosión de sabores y aromas (fresa sobretodo) y en boca aromático, redondo, muy divertido y elegante, debido al suave toque a madera que tiene.

El nombre de Rulé se debe a una canción típica de la comarca de Requena, donde los campesinos y agricultores iban bebiendo vino mediante porrón o bota y consistía a ver quien aguantaba más bebiendo, quien más aguantará más Rulés se le cantaban y a quien más Rulés se le cantaban era el ganador. También viene del verbo francés Rouler, que significa, Rular (rular la bota de campesino a campesino).

El próximo día 16 de Abril efectuará la Cata – Presentación de los Vinos en el Círculo Artístico Requenense a las 12 horas. Le deseamos lo mejor y nos encatará probar sus vinos que seguro qué nos sorprenden tanto como su pasión e ilusión de cómo nos ha contado su proyecto.



Selección y calidad en Bodegas Pasiego

Casi desde que se inauguró la bodega en Sinarcas, allá por el verano de 2010, que no había vuelto a Bodegas Pasiego, hoy he vuelto y como siempre un placer compartir un rato de conversación con José Luis Salón, uno de los tres fundadores de esta pequeña, pero coqueta bodega, que se encuentra, quizá, en la parte más alta de la comarca Utiel-Requena, donde se plantan viñas.

Bodegas Pasiego no empezó a elaborar vinos de sus propias cepas, sus inicios eran casi como un entretenimiento para sus fundadores, elegir vinos ya elaborados y aportarles una crianza para hacerlos más elegantes, más pulidos y darles un valor añadido.


Con el paso del tiempo y ya con la nueva bodega, empezaron a elaborar vinos con sus cepas y también de otros propietarios, a los que le compran la uva tras un estricto control en el campo, para seleccionar exclusivamente lo que les va a aportar un vino de mucha calidad.

Son pequeños, si, realmente la bodega es muy pequeña y la producción es escasa, pero esas 12 o quizá 15.000 botellas que elaboran, bien merecen un buen puesto en el ranking de vinos de calidad de los elaborados en la D.O. Utiel-Requena.

Hoy hemos ido a visitar a Jose Luis, en un mes de otoño, ya rayando el invierno, bastante cálido, con una temperatura que se acercaba a los 20º C, hemos compartido una conversación a las puertas de la bodega. Hablar con él del entorno, de la casa que tiene arriba de la bodega, de sus proyectos y de vino, siempre es un placer.


Hemos hecho una cata de sus nuevos proyectos, vinos del año en depósito aún, como el elegante Merlot, que a mitad maloláctica, va abriendo esos aromas a fruta roja muy fresca, lleno de frescura y preparado para pasar un invierno tranquiloy sosegado. O ese Cabernet Sauvignon con esos aromas a pirazina, que me comentaba Jose Luis, o pimientos verdes que a todos nos recuerdan, con su frescura, su capa alta y que busca su afinamiento en barricas para base de los vinos de los próximos años.

Porque en Bodegas Pasiego el tiempo es su arma secreta, tiempo de crianza, tiempo de reposo, tiempo para conseguir que el vino pase de ser un jóven impetuoso a un señor maduro y de buen ver, que está en su plenitud y mantiene su vigor en el momento adecuado.

Y así es la crianza que hemos catado de la barrica, un vino terminado, listo para pasar a la botella, con paciencia, con delicadeza y que será una sorpresa para todos, porque cuando Bodegas Pasiego lanza un nuevo vino, éste es único y será difícil que vuelva a ser igual en futuras elaboraciones, porque aquí el vino se hace con los elementos que la naturaleza brinda cada añada, e incluso a veces, hay que esperar más de una añada para completar el proyecto que Bodegas Pasiego tiene en mente y que disfrutaremos en nuestras copas.


Los vinos blancos también son un referente en Pasiego, con base Sauvignon Blanc y Macabeo, tenemos el vino Las Suertes, pero en esta última añada, es un vino jóven, fresco, manteniendo esa fruta tropical, con frescura y buscando un vino fácil, sin madera y para disfrutarlo sin más. Para más complejidad, Pasiego cuenta con un vino más delicado, Pasiego Aurum, un vino con Sauvignon Blanc y Chardonnay, paso por madera, crianza también sobre lías, más graso, para detener el tiempo y perfumar la nariz con esos toques ahumados y de fruta más madura, un vino que tiende a evolucionar a mejor, seguramente en un futuro breve.

También hay un vino dulce natural, del que tardaremos un tiempo en tener noticias, pero que la muestra catada da buenas sensaciones organolépticas y seguro que cuando esté listo y se decida poner en el mercado no va a dejar indiferentes ni a los más exigentes paladares.

Como siempre Jose Luis Salón, un placer, y estas navidades estoy convencido que quienes tengan en sus copas un vino de Bodegas Pasiego van a disfrutarlo y recordarlo como vinos selectos y de calidad.

Nos queda mucho por hacer

Estimados lectores y amigos, cumplimos un año, es nuestro primer aniversario y lo queremos celebrar agradeciendo vuestra presencia virtual, ya que sin ella no hubiéramos continuado con nuestro proyecto.

Somos divulgadores, meros altavoces de nuestra tierra, de nuestros vinos, de nuestra gente,... algunos de nuestros lectores son conocidos, otros son los propios colaboradores de las noticias que publicamos y multitud de personas que desconocemos, pero tienen a su alcance todas las noticias sobre los Vinos Valencianos,  así pues más de 50.000 visitas nos avalan en este primer año de andadura.




Cada día estamos presentes en más actos y eventos para difundir la Cultura del Vino, defender nuestros vinos, posicionarlos en este mundo virtual que se llama Internet y que llega a muchas personas, simplemente contamos lo que sucede, catamos vinos que nuestros colaboradores y bodegas nos envían, difundimos los eventos y sobre todo hacemos grandes amigos allá dónde nos encontramos.

En estas líneas sólo queremos compartir con vosotros la ilusión por un proyecto que nos apasiona y lo hacemos cada día más convencidos de que nuestro granito de arena, sea uno más a tener en cuenta por los consumidores, bodegas, #winelovers y amigos del vino.

Gracias y aquí seguiremos intentando informar y divulgar todo lo relacionado con los Vinos Valencianos y sus gentes.

¿Quién puntúa mis vinos?

Nos hemos acostumbrado a hacer rankings de todo lo que nos rodea, equipos de futbol, jugadores, personas más influyentes, políticos... y como no de vinos. Existen guías donde se puntúan vinos, comerciales, blogs, afamados influyentes anglosajones... y son una referencia para muchas personas que quieren iniciarse en el mundo del vino o simplemente son su guía de cabecera a la hora de elegir sus vinos.


Algunos recordamos el 'affaire' de un catador Norteamericano traído de la mano de un Master of Wine español a diferentes denominaciones de origen, donde supuestamente, elpersonaje , venía a catar y puntuar vinos españoles de diferentes zonas vinícolas y que acabo en escándalo, los bolsillos repletos de euros de los organizadores, con la dimisión del mismo en su Guía de Vinos y no se si la guía  llegó a incluir las notas de esas 'catas'.

También es cierto que los gustos son propiedad de cada persona y las guías pueden orientarte a decidir comprar un vino o no, para no poner en entredicho el trabajo de los que elaboran estas listas, he de reconocer que un trabajo de catar vinos no es fácil pero hay que buscar un equilibrio entre tus gustos y los de los demás.


Buscar un vino que te sorprenda hoy en día es difícil, hay grandes vinos y mucha competencia, pero los criterios hay que marcarlos desde la propia personalidad de cada uno. Los vinos que buscan un estándar pueden ser una opción para quién tenga este tipo de gustos, pero lo bonito es aprender a crear tus propias emociones y sensaciones a la hora de catar un vino.

Los vinos con la personalidad del terruño, la bodega y la añada son sorprendentes algunas veces y no siempre son del gusto del consumidor, lo que está claro que cada enólogo aplica su técnica en busca de gustos lo más atrayentes y eso es lo bonito de este mundo.

Cada uno debe ser capaz de decidir por sus gustos y quizá ese ranking o lista de vinos debería ser diferente, bajo mi criterio, pienso que se debería transmitir las sensaciones de forma más explicita que un número entre 0 y 100, buscando un equilibrio entre la razón y el corazón, abriendo el paladar a nuevos sabores y confiando en los sentidos propios y personales.

Concluyendo pues, nadie puede más que uno mismo puntuar o elaborar una lista de vinos para poderlos disfrutar y comparar con los sentidos que se desean y desde luego seguir buscando y catando en la variedad de la oferta, que es mucha y variada.

Arte y Bobal

     García-Haba y su Cepa Bobal en inox


Le conocí en la pasada edición de Placer Bobal, en el Hotel de las Arenas. 

Una cepa de bobal aparecía a la entrada y llamó mi atención. Una escultura, una cepa de acero y óxido de las que me son familiares. El artista, un utielano con acento francés, Felipe García-Haba.

Me presenté y le dije que hablaría de ello, pero me dio la oportunidad de conocerle, de saber algo más de él.

Como casi siempre, las circunstancias adversas de la vida te ponen en un brete y eso fue lo que le sucedió a Felipe. Un hombre que conoce la tierra y la vid en primera persona, pues durante años se encargó de los viñedos familiares, pero sus inquietudes le traen a Valencia a estudiar Arquitectura e interiorismo. Allí conoce a quien se convertiría en su mujer y con ella marcha a Paris para consagrarse como artista.

Forma un grupo de pintores españoles en Paris y trabaja con la Casa de España en la misma ciudad, pero nunca pierde la vinculación con su país. Conserva su casa en Utiel, en Valencia, en Paris y en Estados Unidos, donde también pasó unos años, formando ese triángulo amoroso entre Nueva York, Paris y Valencia.

"No he dejado nunca España. Coger un avión y venir cuesta menos que ir a Utiel", bromea.

He conocido su obra, y es realmente sorprendente. Años de técnica y una sorpresa, el comprobar que a pesar de los años que ha estado fuera y de lo lejos que tiene la tierra y las viñas, las sigue llevando en el corazón haciéndolas protagonistas de su obra: pintura y escultura.

Ha expuesto y trabajado casi en todas partes, pero García-Haba sí es profeta en su tierra. En Utiel ha realizado multitud de exposiciones y varias obras, una de las cuales se puede visitar en la Puerta del Sol de Utiel, el Homenaje al viticultor. Una mano que clama al cielo como hacen nuestros mayores cada vez que se acerca un "nublao" y de la que se escapa un racimo, "la esencia de la vida", en palabras de García-Haba.

Los que estuvisteis en Placer Bobal origen 2015 pudisteis comprobar la exclusividad de la obra, una Cepa de Bobal hermana de otra cepa en acero inox que se encuentra en la Bodega redonda de Utiel, pero que lucirían estupendas en cualquier bodega del mundo. Creo que me lo he tomado como algo personal, así que si estáis interesados podéis contactar conmigo y os pondré en contacto con el maestro. 







Entrevista a Gaspar P. Tomás enólogo de Bodegas Bocopa

El enólogo Gaspar P. Tomás está detrás, junto con el sumiller Javier del Castillo, de “Señorío de Benidorm”, el primer vino tinto inspirado en la ciudad alicantina y creado a partir de las variedades de uva Monastrell y Syrah, que le aportan el punto de equilibrio entre la tradición y la modernidad mediterránea. Tras prácticamente dos años de trabajo, el resultado es “un vino fantástico, con mucha personalidad contaminada de sensaciones positivas, pero fácil de beber”. 

 


Entrevista:
 
VinoValenciano:¿Cómo puede un sorbo evocar la esencia de Benidorm?

Gáspar P. Tomás:Yo creo que por la sinfonía de sabores, de aromas y de color que nos va a dar el vino, que es como si estuviéramos frente el mar Mediterráneo, enfrente de Benidorm, viendo su skyline y su isla. Imagina esas sensaciones… eso es lo que se siente con este vino…¡Lo mismo!
VV:¿Qué peculiaridad tienen las variedades de uva escogidas para su elaboración?

GPT:
La Monastrell es la autóctona, de Alicante. En España, sólo existe en esta parte. Y la Syrah, que es de origen fenicio, combina muy bien con la nuestra, con la Monastrell. Son dos uvas muy bien aclimatadas al Mediterráneo. Y queríamos que el vino representara a Alicante y a este mar. La combinación de estas variedades es eso. Además, la elaboración se ha hecho de una forma especial, con la uva entera, cosa que hasta ahora no se había hecho. Se ha metido al depósito el grano entero con el fin de que dentro de la uva se produzca una pseudomaceración carbónica y romper así todos los vasos de dentro de la piel para que aparezcan los aromas y sabores que están escondidos y que a veces no se encuentran en los vinos.
VV:El proceso de fabricación de este vino pasa por barricas de roble. ¿Por qué se optó por esta madera?

GPT:
El vino viene de la uva. La uva es una fruta cuyas características tienen que estar presentes. No se puede transformar en madera ni la madera se puede apoderar de la uva, o del vino. El vino es uva y tiene que tener su origen siempre. Queríamos respetar muchísimo el origen con el que ha nacido este vino, que es la personalidad de estas dos variedades. La madera queríamos que fuera el toque justo de maquillaje que te hace más bonito el vino, pero sin apoderarse de ningún aroma y sin apoderarse del vino. Tiene que ser roble francés, americano y húngaro. Pensamos que cada uno aporta una cosa. Unos aportan más balsámicos, otros aportan más especiados y otros aportan más potencia. Esa combinación es la que queríamos. La personalidad del vino es lo primero y tiene un toque de roble nada más. Por eso está cien días sólo.
VV:¿Qué temperatura necesita “Señorío de Benidorm” para consumirse y para conservarlo en casa?

GPT:
Para consumirlo, cuanto más fresquito, mejor. Este vino es un tinto, joven, roble yo lo tomaría sobre los 15-17 ºC. Creo que esa puede ser la temperatura idónea. Y para conservarlo, siempre a una temperatura fresca. Si puede ser, que se evite la luz. Y, sobre todo, evitar los cambios bruscos de temperatura porque puede estropear el vino en una casa. Por lo tanto, hay que conservarlo en un sitio donde la temperatura sea lo más estable posible.

VV:¿Cuál es el maridaje perfecto?

GPT:
En primer lugar, si es posible, una buena compañía. Hace todo más agradable (risas). Yo empezaría por unos quesos, que pueden ser fantásticos; unos aperitivos de jamón, de lomo típico de la zona de Alicante. Los arroces, por supuesto. Y me iría a la cocina de fuego y cuchara tradicional. Los asados y las pastas pueden encajar muy bien.

VV:Amplia variedad…

GPT:
Si fuese, por ejemplo, un reserva, ya reducimos mucho el rango. Aquí no, al ser un vino joven y roble lo que se amplía es el rango de consumo y de personas a las que le va a gustar. Le va a gustar mucho a los jóvenes y a los mayores también.

VV:Apunta usted aquí a una cuestión interesante porque tradicionalmente los jóvenes no son principales consumidores de vino.

GPT:
Éste es un vino que se ha pensado para que guste, para que conquiste nuevos paladares desde el primer sorbo. Eso no quiere decir que no tenga personalidad, pues tiene más personalidad seguramente que la mayoría de los vinos difíciles que hemos tomado en nuestra vida. Yo me jugaría a decir que más del 90% de vinos que hemos tomado en nuestra vida son más sencillos que éste. Por su complejidad y elaboración, sé que es uno de los mejores vinos que hay actualmente en el mundo. Estoy seguro. Hemos apuntado muy alto, pero haciéndolo fácil para el consumidor.

VV:¿Cree que puede gustar más a los hombres que a las mujeres o viceversa?

GPT:
Me encantaría que les gustase a los dos sexos. Lo hemos hecho para los dos. Pensamos que les va a gustar a los dos por igual.

VV:¿Qué momento del día considera que es mejor para tomarlo?

GPT:
Se puede empezar perfectamente como aperitivo con unos quesos, jamones, unos foie, unos patés… fantástico. Y luego puedes comer con él sin problema y continuar para cenar.

VV:Siguiendo con las recomendaciones, ¿en qué momento del año aconseja degustarlo?

GPT:
Creo que este vino se va a disfrutar mucho en verano por lo agradable que es. Es un vino Mediterráneo, por lo tanto es para un clima cálido. Se debe tomar un poco fresco, aunque sea tinto, y eso es perfecto. Hay que romper un poco los moldes. Queríamos romper moldes con este vino, y se van a romper. Es un vino tinto, que se debe tomar fresco para sacarle toda su potencial. Por lo tanto, en un sitio cálido va a funcionar muy bien. Pero eso no quiere decir que te lo tomes caliente, ¡no! Hay que tomarlo fresco.

VV:Por otro lado, la presentación de la botella ha sido muy trabajada. ¿Qué le parece el resultado?

GPT:
En la botella está representado el skyline de Benidorm, la isla, el mar, el sol. Está todo ahí. Hay una cosa muy bonita de esta botella: tiene tacto. Tiene cierta sensualidad. Yo creo que también va a ser un punto de comunicación con el vino. Además, hay una sorpresa en la botella. La palabra “Benidorm” está grabada también en la botella, bajo la etiqueta. Para un vino único tendríamos que tener una presentación única.

VV:España es un gran productor de vino, pero no se consume tanto como en otros países, como puede ser Francia. ¿Por qué?

GPT:
Es una gran pregunta. Creo que ha habido cambios de hábitos importantes: ahora se toma más agua mineral y refrescos. Antes se tomaba más vino y otras bebidas. Pero, vamos a pensar en positivo y pensar dónde están las nuevas oportunidades. Ha llegado el momento de sacar nuevos vinos para nuevos consumidores. Y éste es el camino de ese cambio.
VV:Para acabar, ¿con quién tomaría usted una buena copa de vino?

GPT:
Con una persona que le guste hablar y pasar un rato agradable. Y que el vino nos haga grande el alma.

Costera Alta Wines, vinos con raíces autóctonas

Costera Alta Wines es una jóven bodega adscrita a la D.O. Valencia que acaba de salir al mercado con dos elaboraciones muy singulares. La bodega está situada en el término de Moixent (Valencia) y utilizando las variedades autóctonas Monastrell y Mandó, ha conseguido salir al mercado con una producción, muy limitada, pero caracterizada por vinos que representan el 'terroir' de la finca en donde se cultivan.

Desde vinovalenciano.net hemos entrevistado a Sara Martínez, la enóloga que ha elaborado estos vinos y la persona que en los últimos eventos celebrados en Valencia sobre vinos, ha representado a la bodega y le hemos preguntado acerca de la bodega, sus vinos y las expectativas de futuro.



VinoValenciano: ¿Nos podríais explicar quiénes y porqué del proyecto Costera Alta Wines?

Sara Martínez: Costera Alta se crea en 2012 fruto de la inquietud y la pasión de Juan Francisco Calatayud hacia el mundo del vino, del cual ya formaba parte desde hacía algunos años. Propietario de una fábrica de muebles de Rattan en el término municipal de Moixent, decide emprender su andadura en el sector vitivinícola después de adquirir la finca el Rebollar, Moixent, de la cual nacerán sus vinos, Úrsula y Córdula.

VV: ¿Cómo posicionarías los vinos que habéis producido en el mercado? ¿A quién va dirijido?
SM:
Actualmente se elaboran en la bodega dos tintos monovarietales con cuatro meses de crianza en barrica, Córdula 100% Mandó y Úrsula 100% Monastrell. Ambos son vinos elaborados por métodos tradicionales y dirigidos a todo tipo de público. Córdula está suscitando mucho interés en el consumidor aficionado al mundo del vino por ser una singularidad, ya que es el único vino 100% Mandó en el mercado, un público que después de probarlo queda gratamente sorprendido. En cuanto a Úrsula, no es un monastrell al uso, el hecho de elaborarlo en pureza, sin retoques, junto con la forma de expresarse de nuestro viñedo lo hacen salirse también de lo convencional. 



VV: ¿Qué importancia dáis a las variedades autóctonas en vuestros vinos?

SM:
Para nosotros las variedades autóctonas lo son todo. Forman parte de nuestra historia, de nuestras raíces, a través de ellas podemos dar a conocer el potencial de nuestro territorio, y de nuestros vinos al resto del mundo.


VV: ¿Qué percepción queréis que tenga el consumidor valenciano cuando abra una botella de cualquiera de vuestros vinos?

SM:
Nos gustaría que se sintiese satisfecho con la elección, que sea un vino que le sorprenda, incluso que mejore sus expectativas. Pero sobre todo que disfrute con él, que lo comparta y que repita. 



VV: Hemos leído alguna crítica de vuestros vinos con comentarios excelentes, ¿Cuáles son los próximos proyectos en los que trabajáis?

SM:
La verdad es que están teniendo muy buena aceptación entre los consumidores y la crítica. En cuanto al futuro, nos estamos planteando un par de referencias nuevas, pero todavía es pronto para concretar más.


VV: ¿Cuál es vuestra producción y que perspectivas de futuro tenéis en producción?

SM:
Nuestra producción actual son 65.000 botellas entre las dos referencias. En los próximos años se pretende aumentar la producción mediante la adquisición de un par de parcelas en la finca. Pero será en un par de años.