164 Vinos Valencianos: Entrevistas
Vinos Valencianos
Mostrando entradas con la etiqueta Entrevistas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Entrevistas. Mostrar todas las entradas

Los vinos favoritos de los enólogos de las bodegas valencianas

Las bodegas valencianas cada día están superando las expectativas de los consumidores, nos van sorprendiendo con mejores vinos, ganan premios y la crítica los alaba. Nosotros les hemos preguntado a sus enólogos sobre sus vinos, sus maneras de elaborar y nos han contado muchas cosas interesantes.

Han colaborado en esta entrevista Miguel Velázquez de la Bodega Casa Los Frailes, Pablo Ossorio de Bodegas Hispano Suizas, Rodolfo Valiente de Vegalfaro y Belén Cárcel de Bodegas Cárcel de Corpa. Los cuatro nos van a contar muchas cosas sobre su mejor vino y es interesante no perderse sus impresiones. Así que sin más dilación os reproducimos las preguntas y sus respuestas.



Describe el vino de la bodega que más identifica al terruño de procedencia y/o a la manera de elaborarlo.
 

Miguel Velázquez: 1771 Casa Los Frailes. Monastrell viñas Viejas, es el vino más representativo de la bodega, 1771 fue el año en que un antepasado nuestro Don Joseph Fita, compro la finca, lagares y viñedos, en su recuerdo hemos elaborado a partir del viñedo más Viejo de monastrell de la finca, este vino que es fiel exponente de un Monastrell que orgulloso de ser mediterraneo por su cuerpo y consistencia, muestra la finura del terruño calcareo de las mejores parcelas de nuestra finca. 

Pablo Ossorio:  Nuestro vino Quod Superius, porque es la esencia de de Hispano Suizas, basándonos en una mezcla donde la variedad autóctona Bobal marca el coupage como prioritaria mezclándose con la Syrah mediterránea madura, la merlot con su paso de boca elegante y la Cabernet Franc para dar complejidad. Es un vino único, porque fermenta en barricas nuevas de 400 litros y envejecen los varietales por separado en barricas nuevas de 300 litros de roble francés 20 meses y después se seleccionan las mejores barricas de cada variedad para hacer el coupage final que pasará 10 meses mas en barricas de 300 litros de roble francés otra vez nuevas, es decir , tiene un 200 % de barrica nueva… 

Rodolfo Valiente: Sin lugar a dudas , Pago de los Balagueses, vino de pago : Los Balagueses , certificado por la UE en 2011, realmente es donde puedo expresar un paraje entendiéndolo como un enclave edafológico donde se manifiesta el suelo calizo, las hierbas aromáticas, el salto térmico tan acusado entre día y la noche, vinos del frio y del calor y sobre todo el carácter varietal navegando en ese mar inmenso de aromas y gustos tan complejos pero a la vez tan enriquecedores.

Belén Cárcel: Cárcel de Corpa Gran Reserva 2015. Todavía no disponible en el mercado, pero a punto de salir a comercialización. Es un monovarietal de bobal, con uvas procedentes de viñedos de más de 60 años de edad (algunos de ellos desconocemos el año de plantación), de bajos rendimientos y excelente estado sanitario. 

Podríamos hablar de algunos otros vinos de la bodega, algunos monovarietales de Bobal y otros no, elaborados generación tras generación utilizando el mismo método. Sin embargo, el vino que más identifica a la bodega es el mencionado anteriormente debido a una serie de razones: 

  • La variedad, autóctona de la zona, es con la que se lleva elaborando desde que nuestros antepasados y bisabuelos trabajaban el vino. 
  • El método de elaboración, una fermentación con ligera maceración para moderar el representativo tanino de esta variedad. 
  • Larga crianza en barrica de roble americano, donde la prisa no forma parte de los criterios de elaboración.



Por qué el entorno (suelo, clima, variedad...) marca la diferencia en este vino y no en otros de la bodega.

Miguel: Todos los vinos de Casa los frailes, tienen el sello de un clima continental a caballo con lo mediterráneo, Terres dels Alforins, valles abiertos al mediterraneo por la orientación de sus montañas, abiertos a las brisas frescas y humedas de vientos de mar de Noreste. En este caso 1771 nace de viñedo cultivado en la parcela del Ribazal de suelo calcáreo y textura de limo. La confluencia de estos factores hacen que 1771 sea la expression más singular y genuine de nuestra finca Casa los Frailes. 

Pablo: La mezcla tan exclusiva de estas 4 variedades marcan la diferencia de este vino y sumado al proceso único de elaboración en lotes de 400 Kg todavía lo hacen mas especial, porque podemos controlar totalmente el proceso de elaboración y seleccionar de lo bueno lo mejor.

Rodolfo: Sencillamente porque se aúnan una multitud de factores que lo hacen diferente, en vinos con Denominación de origen Utiel-Requena se pueden conseguir buenos vinos por supuesto pero no pueden ser muy diferentes de los que se hagan con la misma variedad, suelo arcilloso y clima homogéneo, la diferencia en tal caso la marcará el factor humano con sus prácticas culturales en el viñedo y el estilo en vinificación.

Belén: Suelo ligeramente pedregoso, en la ladera de una montaña, con una excelente aireación debido a las corrientes de aire. Cepas viejas de bobal, con rendimientos bajos, racimos de grano pequeño y suelto. Maduración muy completa en términos de grado probable y polifenoles, con una acidez muy controlada.

 

A la hora de elaborar el vino que has nombrado, ¿qué procesos sueles seguir para obtener el resultado que esperas de él? (Rasgos generales)

 

Miguel: Fundamental selección rigurosa de uva a la entrada de bodega, existe cierta heterogenicidad y hace falta rigor para solo tomar los mejores racimos, luego en bodega criado en tinas de madera de 5000 litros y poca intervención, para que la uva rebele todo su potencial. Posteriormente los criamos durante al menos 12 meses en tina de 700 litros de roble frances y 4 meses en depósitos antiguos de argamasa donde alcanza esa finura final. 

Pablo: Seleccionamos las mejores uvas de cepas de baja producción de nuestros propios viñedos, con una densidad de plantación de 4.000 plantas por hectárea. La uva se recolecta en cajas especiales de 15 kg cada una. Solamente se vendimia por la mañana para mantener una buena temperatura en la uva hasta la llegada a la bodega. Una vez en la bodega se depositan las cajas llenas en una cámara frigorífica, manteniendo la uva -10ºC. Seleccionamos caja por caja y procedemos al despalillado y encubado en barricas de roble americano nuevo de 400 litros de capacidad donde previamente hemos eliminado un fondo de la propia barrica. Introducimos una placa de acero inoxidable refrigerada por agua a cada barrica para poder macerar en frío a 8ºC durante 4 días. Diariamente hundimos el sombrero, barrica por barrica, de forma manual y una vez iniciada la fermentación cerramos el agua refrigerante para que la propia barrica pueda llegar durante la fermentación como máximo a 26ºC de temperatura. Pasados 15 días descubamos sobre la prensa neumática para realizar un ligero prensado de no más de 0.5 bares. La elaboración de las diferentes variedades de uva se realiza por separado y después un mínimo de 20 meses en barricas de roble americano de 400 litros y barricas de 300 litros de roble francés de grano fino. Después de 20 meses se catan todas la barricas y se seleccionan las mejores de cada varietal para elaborar un coupage que se me mete nuevamente en barricas nuevas de 300 litros de roble francés, donde pasará 10 meses más como mínimo

Rodolfo: Lo más importante es regular en la podas (invierno y en verde) el rendimiento medio necesario para obtener de la extracción de esas uvas el estilo del vino, abonar con nuestro propio compost para que la planta encuentre los nutrientes necesarios y el suelo se mantenga vivo, y realizar los tratamientos anti criptogámicos y feromonas con una filosofía de cultivo ecológico. Con toda esta premisa de trabajo en el viñedo, la elaboración del vino es siempre la misma, sin seguir ninguna moda de estilos, si no de mantenerte fiel a tu idea de buen vino de un lugar privilegiado, que cada año el comportamiento de la variedad será distinto por los factores metereológicos, pero siempre sin perder la esencia de su personalidad.

Belén: La parte más importante, el campo, la viña. Necesitamos tener la mejor maduración de nuestros racimos para poder elaborar este vino. Es un vino que se elabora en añadas excepcionales que cumplan En bodega, fermentaciones controladas, a bajas temperaturas, remontados cortos y maceración muy ligera, que nos permita obtener un contenido mínimo de taninos. Envejecimiento en barrica prolongado, donde se incrementen y polimericen taninos para obtener un equilibrio, redondez y untuosidad propia de un Gran Reserva.

 

Pregunta sobre el proceso de elaboración en bodega. Eres partidario de la técnica (entendiéndose por procesos tecnológicos, mecánicos y/o físicos) o de la química (conservantes, saborizantes, productos de la industria...), y por qué.

Miguel: El vino es un producto de la naturaleza y como tal debemos tratarlo y respetarlo, no estamos todo el año mimando el fruto para luego tener que andar corrigiendo o modificando su expresión. Respeto y orgullo de pertenencia a una tierra nos llevan a ser respetuosos y elaborar vinos honestos de nuestra tierra.

Pablo: Soy un amante de la técnica siempre y cuando se respete al vino y simplemente se utilice sea para ensalzar la calidad del mismo, pero nunca para modificar los parámetros del vino base. Los procesos tradicionales se han mejorado notablemente al aplicar la tecnología y para mi el gran cambio es la incorporación de la gestión del frio en el proceso de elaboración, desde la refirigeración de la uva hasta el envejecimiento.

Rodolfo: Por supuesto con una filosofía de cultivo ecológico y también de elaboración ecológica acorde al Reglamento de UE, la química no se aplica, simplemente porque entendemos que los vinos se elaboran de manera natural, eso sí, utilizando solamente coadyuvantes naturales para la clarificación , medios físicos para la filtración , nos gustan que nuestros vinos estén limpios y brillantes y puedan desarrollar los aromas naturales del entorno de el que vienen sin necesidad de “colonias” o productos químicos que adulteran el producto.

Belén: Partidario de la técnica, minimizando los aditivos químicos y reduciendo el uso de productos industriales. Nos gusta saber que el potencial del vino viene del trabajo en campo, trabajo en bodega y del trabajo humano detrás del mismo. El vino cuenta una historia, tiene alma, y nos gusta saber que su esencia no ha sido alterada.


Ante una mala cosecha, defecto en el vino o simplemente un resultado no esperado del vino obtenido ¿qué priorizarías?, el tirón de ventas de un vino de éxito en el mercado o una retirada a tiempo para seguir estando en lo más alto. ¿Por qué?

Miguel:  Creo que cualquier bodega que aspire a perpetuarse e intentar convertirse en un vino y un proyecto de referencia, hay que buscar constancia, saber hacer y honestidad, al final conduce a sacrificios y en ocasiones implica que si la añada no responde a las expectativas del vino que quieres elaborar, no lo presentas, ser fieles a un Proyecto de más de 250 años en la familia nos hace valorar nuestros vinos con prespectiva de tradicion y responsabilidad. 

Pablo: La calidad en este vino Quod Superius es la que manda, y sino llegamos a conseguirla no lo vamoa a sacar al mercado, y prueba de ello , la cosecha 2015 no salió al mercado.

Rodolfo:  Ante todo hay que definir una mala cosecha, desde luego si no estás encima del viñedo y no vas por delante en cultivo ecológico siempre tendrás mala cosecha o no muy buena, para nosotros mala cosecha la entendemos más en términos de cantidad que de calidad, por lo que ese año tendrás menos botellas , Ej: si hay un oidio galopante y no se ha podido llegar a todo el viñedo, se hace una vendimia seleccionada exhaustiva en viñedo y lo que no vale no te lo traes a bodega.

Belén: Retirada. Es un vino singular, no adaptado a las modas o tendencias del mercado. Es un vino para los amantes y conocedores del sector. Nuestro objetivo con esta referencia no es la venta masiva, sino ofrecer algo singular, propio de esta tierra, de este terruño, de esta familia. Un vino que hemos elaborado durante generaciones y que, contrario a modas pasajeras, permanece inalterable en el tiempo.



Qué crees que busca el consumidor cuando elige el vino que has nombrado en la primera pregunta, lo hace porque conoce la procedencia, por su calidad, porque busca distinguirse del resto... Cómo lo definirías.

Miguel: Yo creo que busca singularidad y expresión de un Monastrell propio del mediterráneo. Lamentablemente nos hemos encargado de arrancar gran parte de esta variedad en el mediterráneo y en D.O. Valencia practicamente solo queda estos valles olvidados de monastrell. Orgullo por recuperarla y redescubrirla como la variedad referente que siempre ha sido.

Pablo: Cuando el cliente pide un Quod Superius lo que busca es un gran vino, un vino de homenaje y de disfrute. Es un vino exclusivo que te trasporta al deleite de los grandes vinos del mundo.

Rodolfo: En nuestro caso, indudablemente por la calidad constante, porque el origen no lo conocen y el buscar distinguirse, eso es para otros vinos que no siendo de gran calidad han invertido mucho dinero en comerciales, marketing etc… para que la gente los pida por lo menos para distinguirse, pero el que realmente sabe de vinos , sabe que no se distingue en absoluto, que es un borrego más de la manada.

Belén: Exclusividad y singularidad. Se busca algo muy concreto, especial y diferente.


Es la excelencia el secreto de que vuestra bodega/marca esté en una posición atractiva para el consumidor, o se buscan otros marcadores como la sostenibilidad, el producto natural o simplemente el hacerlo bien y conseguir que se hable de la bodega/marca.

Miguel: Sin duda trabajar por innovar, experimentar, con mente abierta con animo de aprender de nuestro viñedo y de la naturaleza, nos llevó a convertir todo el viñedo en agricultura ecológica hace más de 20 años, ahora estamos damos un paso más comprometidos con la agricultura biodinámica intentamos crear un organismo granja en torno a la bodega, una agricultura basada en nuestras raices que intentar recuperar prácticas culturales ancestrales basadas en la autarquía y la sostenibilidad.

Pablo: Nosotros apostamos por nuestra marca, Bodegas Hispano Suizas, esto es el símbolo que garantiza la calidad del vino.

Rodolfo:
Indudablemente es la excelencia, la trayectoria de la marca, sin altibajos de calidad lo que hace una a tracción hacia la marca, los demás marcadores ayudan y son indispensables en nuestro proyecto pero si el vino no está bueno y realmente es diferente por su personalidad no tendría atractivo.

Belén:
Excelencia sin restar importancia al producto sostenible, natural y ecológico. Buscamos hacer vinos tradicionales, orgánicos, respetuosos con el medio ambiente y respeto al trabajador detrás del mismo.


Respecto a las nuevas generaciones de consumidores, crees que los llamados “milenials” y consumidores por debajo de los 35 años, tienen los mismos gustos que el consumidor de las generaciones del siglo pasado, le dan la importancia al vino y al sector del mismo como pueden darle a otro tipo de bebidas. Cómo se pueden atraer al sector (catas, visitas, cambios en la elaboración....)

Miguel: Tampoco nosotros tuvimos el mismo gusto que nuestros padres cuando fuimos jóvenes, creo que hay vinos en el mercado que por su imagen y su creatividad acercan el mundo del vino a los jóvenes, eso es fantástico. Es una puerta de entrada al mundo del vino, en el gusto por la culttura del vino está el probar y descubrir y no contentarse. El vino cautiva y atrapa de tal manera que una vez te introduces y lo descubres siempre pides más. 

Pablo: Nos están sorprendiendo gratamente el nuevo publico que está viniendo a visitarnos a Bodegas Hispano Suizas, ya que nuestro enoturista ya no tiene el perfil de 35 años en adelante, sino que es mucho mas joven y que busca la marca como identificación de calidad y de unos vinos y cavas que le gusta. El enoturismo cada día va a más y con un público cada día más entusiasta de los vinos de nuestra bodega, porque más del 90% de la gente que nos visita, viene porque ya conoce la marca.

Rodolfo: A este estilo de vinos llegarán pero cuando superen esa edad y cada vez le gustarán más, pero primero tienen que empezar por otros vinos y que sean ecológicos más directos en aroma con un solo olor característico de fruta roja , más fáciles de beber y entendibles al primer trago. En nuestro caso tenemos gamas (Rebel.lia y Caprasia con DOP Utiel-Requena) para éste público y que también gustan a los más aventajados.

Belén: Creo que los milenials , entre los cuales me incluyo, es una generación que sabe lo que le gusta, pero lo adquiere por vías diferentes a las de las generaciones anteriores.
Algunos de ellos descubren a través del enoturismo, catas guiadas, etc. que les gusta o sorprende un vino que, inicialmente no sabían que era para ellos, pero les gusta tanto como los otros.
Por mi experiencia en catas, mucha gente visualiza el vino fácil de entender, el de matices simples, pero en cuanto prueba un vino de complejidad superior, sabe apreciar la clara diferencia y sorprenderse del resultado.


 

Pepe Mendoza Casa Agrícola vinos con mucha ilusión

El panorama vitivinícola español, sobre todo el del sureste del Mediterráneo, tiene un nombre propio a la hora de hablar de los vinos mediterráneos, sin duda hablo de Pepe Mendoza. Tras 25 años trabajando en la bodega familiar Enrique Mendoza, emprende su proyecto propio con su bagaje adquirido y 14 Ha de viñedo en la zona del Alto Vinalopó (Alicante).

Pepe Mendoza Casa Agrícola, sencillo, fácil de recordar, porque no nos olvidemos que Pepe es Viticultor, de aquellos que intentan comprender a la viña, el terruño, sabiendo escucharla, mimando hasta el último detalle. Pero no ha sido fácil, 25 años para empezar a entender a las plantas, su ciclo, clasificarlas, trabajarlas, además esta vez con la apuesta más arriesgada, entender variedades autóctonas, viñas de más de 40 años, suelos y clima mediterráneo que marcan las añadas.
 

Pero Pepe aparte de tener ilusión por este proyecto, se ha puesto a trabajar, le ha echado ganas, para ello lo primero que ha hecho es clasificar los ciclos de las plantas ylos rendimientos de manera que pueda saber cuando está en el mejor momento para la recolección del fruto, o simplemente conocer si hay un estres en la planta, sobremaduración del fruto, etc...

Hoy las personas que hemos arropado a Pepe en la sede de Voravins, apadrinados por Toni Sarrión (Mustiguillo) que también es amigo de Pepe, nos hemos emocionado con sus palabras y como no con sus vinos. Vinos francos, frescos, bien ensamblados, como él ha dicho 'vinos democráticos', que gusten a todos y que además estén accesibles, es por ello que blanco y tinto se llaman Pepe Mendoza Casa Agrícola, etiqueta blanca, sencilla, indicando su procedencia y también las variedades.


Moscatel, Airén y Macabeo conforman el blanco, un vino con buena evolución, fresco, imposible de no saber su procedencia, sobre todo recordando esas noches de verano donde los aromas del campo se mezclan con notas mediterráneas como hinojos, anísetes, almendras crudas, cítricos. En boca es sutil pero a su vez marcado con sabores algo exóticos.

Monastrell (70%), Syrah y Alicante Bouschet (Garnacha Tintorera) dan vida al tinto, con un 20% pasado por barricas usadas, se ve un vino con bonito color, potente en aromas, especiados, notas de sotobosque mediterráneo, garriga, tomillo, pinos jóvenes, resinas, una armonía que luego en boca entra con buen ataque, tanino poderoso, pero a la vez suavidad a la hora de pasar por la garganta. 


Pero ahí no queda la cosa, porque Pepe le gusta experimentar, trabajar las variedades, dejarlas evolucionar, probar, así que bajo el concepto de Pureza vamos a encontrar pequeñas producciones que Pepe prepara usando su intuición, hoy hemos catado un Moscatel fermentado con sus pieles, un blanco con alma de tinto, diferente, con algo de tanino, aromas muy diferentes, estructurado, de fermentación ambiental, usando las manos, recipiente como las tinajas de barro, sin filtrar, algo que evolucionará. Muchos proyectos que harán de este concepto un motivo para disfrutar.


También se pueden hacer moscateles mas profundos y estructurados, como el dulce que nos ha traido hoy, pasas asoleadas, buena acidez, fresco, con casi 300gr. de azucar residual y que permanece en barricas desde hace casi 8 años, muy vivo e intenso, recordando a cítricos, miel y especiado.

Hoy nos ha sorprendido este proyecto y seguro que seguiremos disfrutando de él por muchos años porque no hay mejor manera de comprobarlo que escuchar a Pepe hablar de vinos y viticultura y la ilusión que desprende es capaz de enamorarte y sentirte parte de ella bebiendo sus vinos.

Los vinos Cerro Bercial de Sierra Norte presentan nueva imagen

Bodega Sierra Norte ha dado un importante giro a su familia de vinos Cerro Bercial. De los seis vinos con los que contaba esta marca, sólo continuarán en el mercado dos de ellos, los más icónicos y de más alta gama: Cerro Bercial Blanco Selección y Cerro Bercial Ladera Los Cantos. Y lo hacen, además, con una renovada imagen, unas elegantes etiquetas troqueladas en las que se puede ver, en el caso del Blanco Selección, un pino de más de 400 años que preside sus viñedos en Camporrobles, y, en Ladera Los Cantos, la simbología de los estratos del terruño del que se nutren sus vides.
 

Cambia la imagen, pero el proceso de gestación de los vinos permanece intacto. Seguirán elaborándose con uvas seleccionadas de las mejores parcelas que Sierra Norte tiene en Camporrobles, en la zona de cultivo con mayor altitud de toda la comarca Utiel-Requena, a más de 900 metros sobre en nivel del mar. Esto se traduce en un clima aún más extremo, con picos de temperatura muy dispares entre el día y la noche, que dan lugar a una vendimia más tardía y a una uva de gran calidad. Algo que se completa con el modo de cultivo propiciado por la bodega: ecológico, de baja producción y apostando por el viñedo viejo.

La decisión de mantener únicamente estos dos vinos de la saga Cerro Bercial, viene motivada por la propia evolución de Sierra Norte y del mercado. En los últimos años, la bodega ha ido sacando nuevas referencias con un perfil de vino más frutal y con menos barrica. En esta línea, destacan sus otras marcas, como Pasión, encabezada por el reconocido Pasión de Bobal, Fuenteseca, Mariluna o Equilibrio. Vinos que han ido ocupando el puesto de los que desaparecen: Cerro Bercial Rosado, Crianza, Reserva y Madurado en Barrica.

Esmerada elaboración, con barrica y muy frutales

Los Cerro Bercial son los vinos de corte más clásico de Sierra Norte, con más aporte de madera, perfectamente equilibrada con la presencia de fruta, que permanece intacta y muy viva gracias a un cuidado proceso de elaboración, lo que da lugar a unos vinos tremendamente expresivos.
 
Cerro Bercial Blanco Selección es un vino elaborado con tres variedades de uva, 45% Chardonnay, 40% Sauvignon Blanc y 15% Macabeo, de las que se extrae únicamente el mosto flor, el más aromático, obtenido de un primer prensado muy suave. La fermentación se realiza a temperatura controlada para mantener su máxima capacidad aromática. Posteriormente, se trasiega a barricas de roble francés donde permanece durante tres meses con un ligero removido sobre sus lías finas, para culminar con una crianza reductiva en depósito de acero durante nueve meses. El resultado es un vino con una excelente combinación de aromas cítricos, flor blanca y suaves recuerdos tostados.

Por su parte, Cerro Bercial Ladera Los Cantos, elaborado con 65% Bobal y 35% Cabernet Sauvignon, es fruto de un esmerado trabajo con el que se logra obtener un producto de alta expresión. Las uvas son seleccionadas manualmente en bodega para pasar posteriormente por una larga y peculiar elaboración, que da paso a la fermentación maloláctica en barrica 100% roble francés de primer uso, donde envejece hasta los 18 meses. Por último, pasa 10 meses en botella para completar una crianza reductiva. El resultado es un vino fino en aromas, fresco, complejo y expresivo.

Vino, cultura y patrimonio, el Celler de la Muntanya

En el interior de la provincia de Alicante y concretamente en Muro d'Alcoi encontramos una de las bodegas más singulares de la Comunidad Valenciana, un proyecto que sigo desde hace años basado en la elaboración de vinos provenientes de parcelas pequeñas o minifundios.

El proyecto Micro Viña es más que un modo de elaborar vinos, que también lo es, significa mucho más que eso, se trata de un territorio de pequeñas parcelas, lugares que antaño tenían una razón de cultivo para autoconsumo, pero que con los nuevos tiempos se abandonan por falta de rentabilidad, dejadez o desconociemiento. Con este proyecto se pretende recuperar esas variedades, que vuelvan a ponerse en producción aquellos parajes que necesitan la mano del hombre para que no desaparezcan, pastos del fuego o simplemente de la erosión y el olvido, con un objetivo también económico, es decir, rentabilizar la explotación y conseguir unos parámetros de calidad para poder luego hacer vinos, auqnue de parcela prácticamente, de excelentes cualidades organolépticas.



Aunque ayer no visitamos la Micro Viña, si que pudimos ver como los parajes donde el Celler de la Muntanya se ubica, al margen del río Agres y con la Serra Mariola como testigo, está una nueva bodega para este proyecto.

La bodega no está adscrita a ninguna denominación de Origen ni IGP (Indicación Geográfica Protegida), pues los viñedos están repartidos por bancales y pequeñas extensiones de terreno repartidas por varias comarcas (L'alcoià, el Comtat, la Marina Baixa, L'alacantí, el Vinalopó...), mezcla de variedades (casi todas autóctonas) con predominio de la Monastrell, la Giró, Bonicaire, Tintorera, Malvasía, Parraleta, Garnacha Blanca,... pero con complicado cumplimiento para pertenecer a una D.O..



La cantidad de uva que entra en la bodega es bastante dependiente de los factores medio ambientales y la producción ronda en torno a los 25.000 kg con elaboraciones de hasta 40.000 botellas. Los vinos son casi parcelarios y varietales, siendo complicado tener las mismas cantidades y ensamblages en cada añada.

En la entrada a la bodega un inmenso mural que simboliza el mimo y el cuidado grano a grano de los frutos de la cepa de un agricultor de la montaña, nos da la bienvenida a una pequeña y coqueta bodega. Para la elaboración dispone de depósitos pequeños, de entre 2.000 y 5.000 lts., hay fudres de madera de roble y depósitos de acero inoxidable, en la misma sala se embotella y se etiqueta el vino.

En una estancia posterior hay una sala aclimatada donde descansan barricas de diferentes tamaños (245 y 500 litros), con diferentes variedades e incluso parcelas con el nombre del paraje, allí el vino toma su tiempo para afinarse y poder expresar su pontencial.

En otra sala hay una zona más social con tienda y un espacio para poder catar los vinos y disfrutar de ellos de manera más jovial, allí descubrimos tres vinos que son muy diferentes pero de marcado estilo mediterráneo. 

El primero Beni, un vino de Malvasía, Garnacha Blanca y algo de Merseguera, blanco de 2015 con muchas notas dulzonas, a fruta blanca de secano y en boca amplio y graso con toques muy salinos.

Los dos tintos que catamos fueron Paquito el Chocolatero 2010 (en homenaje a Gustavo Pascual creador del pasodoble que le da el nombre al vino) y Celler de la Muntanya 2010, un ensamblaje de 3 variedades, Monastrell, Giró y Garnacha Tintorera (y un 10% de Bonicaire en el caso del segundo) con diferentes crianzas, así mientras la Monastrell se somete a crianza en acero inoxidable durante 6 meses, el resto de variedades se crían en madera, 6 meses para el primer vino y 8 meses en el segundo, siempre en maderas usadas.



Paquito el Chocolatero es un vino con un color rojo púrpura muy profundo, en nariz destacan notas a regaliz, tinta china, cacao y pimienta negra, en boca es amplio y muy goloso, algo mineral. Celler de la Muntanya es está un poco más evolucionado, el ribete empieza a tornarse algo marrón, pero aún tiene viveza en el color rojo, esta vez más burdeos. Su descripción olfativa se centra más en cacao y notas de cuero curtido, hay notas de fruta madura casi compotada, en boca es sedoso y amplio, siguen apareciendo notas minerales y dejan un final muy sabroso.

No hubo tiempo para más, el resto de vinos Minifundi, Sha-laqant, Bonicaire y el, para mí vino estrella de la bodega, Almoroig se quedan en el tintero para futuras visitas, a las que me gustaría acompañarme de compañeros de otros medios que divulgamos la cultura del vino y que no podemos dejar de dar a conocer este proyecto valiente y a la vez tan frágil en el que, un ecosistema sin la mano del hombre puede desaparecer y no volver a dar esos frutos que luego se convierten en el vino que se elaboraba desde tiempos remotos en una de las zonas vitivinícolas más preciadas del Mediterráneo.

Segunda edición del evento "Coopera Vinoselección"

El Palacio de los Mercader, sede de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, acogió en la tarde noche del lunes la celebración de la segunda edición del evento de vinos cooperativos “Coopera VinoSelección”, en el que participaron un total de seis bodegas: La Baronía de Turís, Bocopa, Clos de la Vall, Coviñas, Reymos y Vinos de La Viña.

En la primera parte del evento, celebrada en el patio del Palacio, un grupo de aproximadamente 60 personas, formado por medios de comunicación, prescriptores, sumilleres y profesionales del sector de la hostelería y la restauración, tuvieron la oportunidad de conversar con los profesionales de las bodegas participantes y de conocer de primera mano una selección de sus mejores vinos y cavas. En este entorno distendido, amenizado con música de jazz y swing, se propició el contacto entre todos ellos y el establecimiento o consolidación de relaciones profesionales de interés mutuo.


La segunda parte del evento, trasladada al Salón Noble del edificio ante la persistente lluvia de la jornada, contó con la presencia del President de la Generalitat, Ximo Puig, del secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero o del director general de Agricultura, Ganadería y Pesca, Roger Llanes, entre otros invitados. En un acto mantenido por la periodista Silvia Soria, cada una de las bodegas participantes tuvo la oportunidad de presentar uno de los vinos ofrecidos en la degustación y cata de la primera parte del evento. Con acompañamiento musical y audiovisual, las bodegas ofrecieron a los asistentes una breve carta de presentación de su historia y su saber hacer, reflejada en vinos de distintos orígenes y con diferentes procesos de elaboración, pero con un elemento común: su gran personalidad y carácter único.

El presidente de la sectorial del vino de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, José Miguel Medina, remarcó la necesidad de organizar futuras ediciones del evento para consolidarlo como una cita de referencia del sector y contar con un escaparate privilegiado para presentar y promocionar vinos de origen cooperativo. De igual forma, mostró su deseo de que en el futuro sean más las bodegas cooperativas que participen en el evento. Por otra parte, apeló “al apoyo de la Generalitat”, para conseguir llegar más lejos, abrir nuevos mercados y consolidar la presencia y el éxito de nuestros productos en el exterior. Medina destacó que 8.500 viticultores valencianos aportan el fruto de su trabajo a la producción de vinos de ámbito cooperativo y que aproximadamente el 78% del vino valenciano es producido por cooperativas.


El President de la Generalitat fue el encargado de clausurar el acto. En su intervención, aseguró que las cooperativas valencianas son un sector fundamental para la economía de la Comunitat y puso a las bodegas cooperativas como modelo y proyecto de éxito. Por otro lado, defendió que “el vino es cultura” y ofreció la colaboración de la Generalitat, recogiendo el guante lanzado por José Miguel Medina, “para que los vinos valencianos sean una de las mejores cartas de presentación” de la Comunitat.

Tras el evento, se sirvió un cóctel en el que los asistentes tuvieron la oportunidad de degustar diferentes elaboraciones a partir de productos de origen cooperativo. Esta degustación corrió a cargo de los alumnos del Centro Superior de Hostelería del Mediterráno (CSHM), con quien Federació mantiene una estrecha línea de colaboración.

Jornadas de puertas abiertas en Bodegas Hispano Suizas

Los tres primeros fines de semana del mes de diciembre abre de par en par las puertas de Hispano+Suizas en Requena de forma excepcional.

El equipo de la bodega quiere enseñar el backstage de sus vinos y cavas , la trastienda de lo que hay al otro lado de las etiquetas de Impromptu, Bassus, Tantum Ergo; Quod Superius y Bobos. Y para ello los socios fundadores de esta bodega, Rafa Navarro; Marc Grin y Pablo Ossorio estarán para acompañarte en esta especial visita.



Esta es la agenda: los tres primeros fines de semana de diciembre, incluido el puente, (3-4-6-8-10-11-17-18 de Diciembre)  en horario de mañana de 10:30 a 14 horas.

Confirmación en estos teléfonos: 662007898- 661894200 o 627644339, también a través del Email info@bodegashispanosuizas.com

Conoce y disfruta de los grandes vinos y cavas que la crítica nacional ha encumbrado en lo más alto en el 2016 .

Bocopa se viste de largo para presentar su nuevo proyecto

La bodega alicantina Bocopa, en un roadshow por la Comunidad Valenciana, presentó sus añadas más conocidas como los conocidos Marina Alta, Marina Espumante y la gama de vinos Laudum Roble y Chardonnay.
En la presentación que tuvo lugar en Valencia, a cargo del excepcional equipo comercial y técnico de la bodega alicantina, pudimos disfrutar de un variado recorrido por los vinos de la misma y también de la degustación en exclusiva y como novedad uno de los vinos del proyecto Hispanicus, con los que la bodega pretende entrar en un segmento de vinos de 'terroir'.

El director técnico de la bodega, Gaspar Tomás nos presentó un video corporativo donde se muestra la importancia del terruño a la hora de elaborar un vino con todas las garantías de naturalidad y controlado desde la viña. La provincia de Alicante tiene un clima y un suelo especial para cultivar variedades como la Moscatel de Alejandría y la Monastrell, buques insignia de Bocopa para sus elaboraciones, pero sin dejar de lado la originaria y autóctona Alicante Bouschet o la adaptada Syrah, que tan buenos resultados está dando en zonas más altas de la provincia de Alicante.



Si el año pasado el Laudum Roble Monastrell-Syrah fue la estrella de la presentación, con su premiada botella por su diseño, además de contener un vino fresco pero a la vez mediterráneo, en esta presentación se habló de preservar una viticultura y unas elaborarciones de antaño, que hoy por hoy se están perdiendo.

Todos conocemos el poco vigor de cepas viejas, de el uso de variedades que se menospreciaron por su escaso valor, al no tener la técnica adecuada para extraer lo mejor de ellas y sobre todo porque quizá los actuales modos de vidas hacen que el consumidor quiera vinos frescos, de menor complejidad y de consumo rápido. Bocopa está embarcada en un proyecto por recuperar esa viticultura y manera de elaborar de antaño, por eso dentro de su proyecto Hispanicus, ha elaborado un primer vino que cumple estas cuidadosas y elaboradas formas.

Un vino como los de antaño

Fuego Lento 2013 es el resultado de este proyecto, con una producción limitadísima y bajo pedido, Bocopa lanza al mercado un 'coupage' de tres variedades mediterráneas, dos autóctonas procedentes de viñedos de más de 50 años, con suelos calcáreos, muy pobres y con cantos rodados (Monastrell y Alicante Bouschet) y la adaptada Syrah del altiplano de Sax para proporcionarle frescura a la concentración y calidez de la Monastrell, junto a un toque de mineralidad de la Alicante Bouschet, todo ello bien afinado con barricas de roble francés durante 18 meses.

El evento estuvo acompañado de una degustación de vinos míticos de la bodega como el Marina Alta, Marina Alta Espumante, Laudum Chardonnay, Laudum Roble, Fuego Lento, Laudum Dulcenegra y Marina Espumante Tinto.

Vicente Gandía confía en Coté Escrivá


Vicente Gandía hace unos meses lanzó al mercado uno de los proyectos más peculiares dentro del mundo del vino. Un proyecto llamado Peculiar Wines, vinos valencianos desarrollados por sus enólogos con un mensaje en cada botella y que cuentan una historia. 
Para la creación del packaging de uno de sus productos de la gama: Uva Pirata, contó con el joven diseñador e ilustrador valenciano Coté Escrivá, que ha trabajado tanto en ámbito nacional como internacional. Coté tiene un estilo propio y muy peculiar, acorde con la filosofía de los Peculiar Wines.
Este producto ha unido calidad y diseño. Por una parte la calidad del vino Uva Pirata verificado por  AWC Vienna y la Guía Peñín con Medalla de Oro y 90 Puntos respectivamente y el diseño del valenciano Coté Escrivá. Se han fusionado dos aspectos claves para que este vino tenga un largo recorrido.


Entrevista a Coté Escrivá

¿Por qué aceptaste el proyecto de Bodega Vicente Gandía?
Lo que más me atrajo del proyecto desde el principio, fue el hecho de darle un planteamiento nuevo a algo que lleva tantos años instaurado. Cuando piensas en el diseño gráfico de una botella de vino, te viene a la cabeza una imagen muy clásica, con unos valores que asociamos a un público determinado. Los tiempos cambian, hay que pensar también en la gente joven, usar el diseño como una forma de atraer a un público nuevo. Esto es lo que me brindaba esta oportunidad, salir de algo normal y desarrollar mi forma de ver este producto. Además, la mayoría de proyectos que hago vienen de fuera. Me llena de orgullo trabajar con empresas de mi ciudad, y más aún con Vicente Gandía, que pese a ser una empresa muy potente con un largo recorrido, decide apostar por el diseño y la innovación. La verdad es que es uno de los proyectos de los que más orgulloso me siento.
¿En qué te inspiraste para hacer Uva Pirata?
Bueno, siempre intento que mis proyectos llamen la atención, cojo referencias de cosas actuales y las proyecto desde mi punto de vista. En este caso las referencias más claras son de los dibujos animados clásicos y el mundo del tatuaje, con un aire quizá algo canalla y simpático al mismo tiempo. Por eso elegí el concepto ‘pirata’, porque tiene ese punto de bravuconearía o desfachatez que nos viene genial para la personalidad que queremos transmitir.
¿Cómo describirías tú estilo?
El tipo de ilustración que hago es una mezcla entre lo artístico y lo comercial, que se alimenta del arte urbano, la cultura pop y la animación tradicional. Mi objetivo es atraer e impactar, en ocasiones con un sentimiento de familiaridad desconcertante, al espectador. 
¿Este proyecto supuso un reto para ti?
Sí, por supuesto. Es un producto que va a llegar a muchísima gente y eso me hizo afinar más el ingenio. Es mucha presión saber que se van a producir decenas de miles de botellas con el mismo diseño, son muchos los países donde llega Vicente Gandía y claro eso implica una gran repercusión.
¿Qué mensaje querías transmitir con ese diseño?
Más que un mensaje lo que pretendía crear es un diseño atractivo, sugerente, que no pase desapercibido, con personalidad y con fuerza y sobretodo que conecte con un público concreto. Antes ya he hablado de que es un producto dirigido a la gente joven, pero realmente no me refiero sólo a la edad, sino a personas con una mentalidad abierta y dinámica.
¿Gracias a este proyecto se te han abierto las puertas para uno nuevo?
Sí, hay proyectos que por su visibilidad atraen otros nuevos, como por ejemplo este. Tras la presentación del vino en la feria de Dusseldorf, me contactaron unos chicos alemanes para pedirme un presupuesto para el diseño corporativo de un restaurante que van a abrir, logotipo, cartas, web, todo… Dijeron que tenían que pensarlo, ya veremos si sale pero salga o no, estoy seguro de que no va a ser el último.