164 Vendimia Tradicional y Pisado de uvas en Pago de Tharsys ~ Vinos Valencianos
Vinos Valencianos

Vendimia Tradicional y Pisado de uvas en Pago de Tharsys

Cualquier tradición que recuerde de dónde venimos se considera patrimonio de los pueblos y ciudades que los acogen, cierto es que el mundo del vino no es ajeno a estas y hoy por hoy con la actividad industrial, que ha venido para quedarse en el mundo del vino, no está de más que se celebren actividades que ayuden a conocer cómo era una vendimia de manera tradicional y manual.

Pago de Tharsys, una de las bodegas valencianas que más prestigio tiene como elaboradores del Cavas y Vinos en la Comunidad Valenciana, propuso el pasado fin de semana, celebrar una "Vendimia Tradicional y Pisado de uvas" en su bodega de Requena.


 De manera lúdica y festiva, con una perfecta organización, se reunió a un conjunto de personas que quisieron disfrutar del precioso día de Otoño que nos acompañó, perfectamente organizado en "cuadrillas" de vendimiadores, con las tijerillas, las precisas instrucciones de vendimia y la tracción animal como medio de transporte de los típicos cuévanos para depositar la uva, nos empezamos a dirigir hacia el campo, amenizados por una "charanga" de la zona y provistos de una buena bota con vino para no deshidratarnos.

La mañana fue dura e intensa, sin dejar de ser un aprendizaje para las personas que por primera vez realizaban una vendimia, saber diferenciar un buen racimo, cortar por el pedúnculo sin dejar escapar ningún racimo y depositarlo en el cuévano sin que se rompan. 

Las jornadas reales de vendimia manual siempre han sido duras, pero el esfuerzo de los temporeros se podía contemplar en el arduo empeño de los participantes que, sufrieron y se divirtieron emulando aquellos que lo realizan en muchos de los campos de la geografía española.

Una vez lleno el cuévano o la caja, el traslado a la bodega era la otra parte de la tradicional vendimia, a mano entre parejas o cargado el el carro del que tiraba un cuadrúpedo, se trasladó la cosecha de uvas hasta la zona de pisado de las mismas, un conjunto de medios toneles con su caño de salida, para empezar a convertir la uva en mosto a través de un método ancestral como es el pisado de uva.


 Acompañados de la música y en un ambiente festivo, la fiesta continuó hasta obtener el preciado líquido que luego se transformará en vino. Sólos o por parejas el espectáculo  era ver la cara de felicidad de los estrujadores como entraban y salían de las vasijas de pisado con la satisfacción de haber hecho un buen trabajo.

Y como en toda celebración el broche final lo pone una comida tradicional de vendimia, con los mejores productos de la tierra y bien regado con el cava y el vino de la bodega, todo en el mejor ambiente y en definitiva un fabuloso día para recordar.




0 comentarios:

Publicar un comentario